Palabras vistas con desprecio

El informe del Banco Mundial indica que en mayo pasado el 54% de los hogares había tenido una caída de ingresos debido a la cuarentena, lo que se reduce a un 36% en agosto pasado, mientras que la ayuda recibida por los hogares desde el Gobierno sube del 20% en mayo a 47% en agosto. Esta ayuda, señala el organismo internacional, se concentró en hogares pobres y vulnerables, lo que da cuenta de la focalización realizada. Esto es muy relevante, ya que la encuesta de empleo PUC da cuenta que en el quintil más pobre la tasa de ocupación cayó sustancialmente y en octubre pasado llegó a solo 34%, mientras que en el quintil más rico dicha tasa se empina por sobre el 61%, no muy diferente a lo observado antes de la pandemia.

En el caso de Argentina, la ayuda ha llegado a solo el 21% de la población, cifra similar a la observada en Perú y otros países latinoamericanos. Afortunadamente, Chile, gracias a la regla fiscal, tenía ahorros previos y espacio para conseguir financiamiento externo, con lo cual se pudieron movilizar cuantiosos recursos en ayuda para los afectados. Cada una de esas palabras: ahorro, focalización del gasto y regla fiscal, le permitieron a Chile hacer lo que pocos han podido realizar y deberían ser motivo de orgullo.

En el contexto actual, donde la presentación de una hoja Excel ofende a algunos, los cuales prefieren formar su juicio a partir de las redes sociales, dichas palabras: ahorro, focalización del gasto y regla fiscal son vistas con desprecio. Creo que una de las maneras de enfrentar ese populismo rampante poco ilustrado es con mucha reflexión, Excel y Estado de Derecho.

 

Carta de Tomás Flores, Economista Senior, publicada en El Mercurio.-