Un correcto ingreso mínimo garantizado

El senador Quinteros, en su carta publicada ayer, se refirió al proyecto de ingreso mínimo garantizado, cuya votación en el Senado se encuentra pendiente.

Señalando que el gobierno “no ha entendido nada”, criticó las ideas matrices de la iniciativa y el acuerdo alcanzado en la Comisión de Hacienda (que eliminó la discriminación introducida por la Cámara que perjudicaba a trabajadores de grandes empresas); sugiriendo aumentar el sueldo mínimo a $500.000.

El proyecto, que protege el empleo formal en tiempos especialmente complejos, evita las graves consecuencias que se producirían en el mercado laboral de aumentarse el sueldo mínimo en la magnitud propuesta por el senador. Además, la alusión a la ausencia de un esfuerzo de los empleadores es una afirmación injusta, puesto que no sólo desconoce la realidad de la empresa chilena, sino que también omite que se encuentran en tramitarán proyectos que encarecerán la contratación (reforma de pensiones y sala cuna universal) y promoverán la automatización.

Los problemas de fondo, a los que se refiere, se resuelven con responsabilidad y evitando las externalidades negativas de propuestas populistas.

Carta de John Henríquez, Abogado del Programa Legislativo de Libertad y Desarrollo, publicada en el Diario Financiero.-