Salud y libertad de elegir

Diputados opositores critican duramente el proyecto que crea un seguro de salud para la clase media, poniendo en duda si la modalidad de libre elección de Fonasa, que permite a sus usuarios acceder a prestaciones de salud en el sector privado, es buena para el ideal de país que ellos tienen.

Es curioso que se exacerben las bondades del sector público, que una y otra vez demuestra que el Estado no es el mejor en el suministro de servicios, tampoco en salud.

Más allá de posibles problemas con la libre elección, no hay que desconocer sus bondades: permite descongestionar las largas listas de espera, permite acceder a una atención de salud oportuna, y favorece la integración social, al poder acceder el usuario de Fonasa a los mismos centros que las personas cubiertas por Isapres.

El seguro de salud de clase media, que beneficiará a los usuarios de los tramos B, C y D de Fonasa, fortalece precisamente esta modalidad de atención, dando certezas a las personas respecto al gasto máximo que enfrentarán.

Carta de opinión de Trinidad Schleyer en el Diario Financiero.-