AVANCES LEGISLATIVOS DE LA SUBSECRETARÍA DE LA NIÑEZ

El primer año de existencia de la Subsecretaría de la Niñez ha sido bastante satisfactorio en materia legislativa. A sólo un mes de comenzar sus funciones, se ingresó el proyecto de ley que crea el Servicio de Protección a la Niñez, un nuevo servicio descentralizado, que será el ente especializado en materia de protección de vulneraciones de niños, niñas y adolescentes. De esta manera, la creación del Servicio de Protección a la Niñez –dependiente del Ministerio de Desarrollo Social y Familia– y del Servicio de Reinserción Social Juvenil –dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos– terminarán prontamente con el actual Servicio Nacional de Menores.

El Servicio de Protección a la Niñez implica grandes cambios, consensuados en el Acuerdo Nacional por la Infancia y ampliamente respaldados por la sociedad civil, respecto de la situación actual. Un nuevo enfoque familiar, que incluirá a las familias de los niños como sujetos de atención del nuevo Servicio en los procesos de intervención; mayor supervisión y fiscalización respecto de los programas; mayores exigencias al personal que trabaje con los niños; mayor financiamiento, que se refleja en un aumento del 40% de los recursos respecto al presupuesto actual del área de protección del Servicio Nacional de Menores; mejoras en la oferta programática, tales como inclusión de programas para niños y niñas inimputables y programas de preparación para la vida independiente; mejoras en la coordinación intersectorial, a través de la creación de una Comisión Coordinadora de Protección a nivel nacional y regional; mayor descentralización y flexibilidad, de manera de que los programas se adapten a las necesidades y particularidades propias de cada territorio; entre otras modificaciones.

La iniciativa ingresó a la Cámara de Diputados en agosto de 2018 y fue aprobada en general y en particular por las comisiones de Constitución y Hacienda en tan sólo cinco meses. En estas se dio una enriquecedora discusión, en la que se mejoró la definición del objeto del servicio, se modificaron sus principios rectores, se incluyó la función de fiscalización, se estableció la competencia regional de la comisión coordinadora de protección, se agregaron mayores requisitos a los colaboradores acreditados y al personal del servicio, entre otras modificaciones.

En enero de 2019, el proyecto de ley fue aprobado por la Sala de la Cámara de Diputados, dando paso a su segundo trámite constitucional, en la comisión especial de niños, niñas y adolescentes del Senado, donde esperamos que tenga una expedita tramitación, dada la urgencia que tiene la concreción de esta reforma para un mayor bienestar de los niños más vulnerables de Chile.

Por otro lado, dando cumplimiento a 8 de las 94 medidas establecidas en el Acuerdo Nacional por la Infancia, en octubre de 2018 el gobierno ingresó indicaciones al proyecto de ley sobre sistema de garantías de los derechos de la niñez. Su aprobación daría cumplimiento a las diversas recomendaciones que ha hecho el Comité de los Derechos del Niño al Estado de Chile, en el sentido de contar con una ley de protección integral a la infancia que de cuenta de la Convención de los Derechos del Niño. El proyecto de ley se encuentra actualmente en su segundo trámite constitucional, en la misma comisión especial del Senado y, previo al ingreso de las indicaciones, su tramitación estaba suspendida desde diciembre de 2017.

A través de las indicaciones se pretende crear un nuevo sistema de protección administrativa, de manera de avanzar hacia la desjudicialización del sistema de protección de derechos de niños, y contar con una instancia administrativa que prevenga eventuales vulneraciones de derechos, promueva el ejercicio de derechos y la participación activa, facilite el acceso de niños y sus familias a los servicios y oferta de protección social requeridas para su bienestar y desarrollo integral, y les brinde apoyo y herramientas concretas a las familias para ejercer la crianza de manera positiva, tierna y respetuosa. En este sentido, se propone la creación de las Oficinas Locales de la Niñez, encargadas de la protección integral de los derechos de los niños en el territorio, con un fuerte foco en lo promocional y lo preventivo.  Así, con ambos proyectos de ley aprobados, se concretan cambios sustantivos en materia de protección, y adicionalmente, por primera vez nos hacemos cargo de la prevención.

A todo lo anterior, debemos sumar la tramitación de diversos proyectos de ley, radicados en otras carteras, que también mejoraran la legislación en materia de niñez y adolescencia. Avanzando con celeridad: imprescriptibilidad del abuso sexual infantil, ley de adopción, ley mortinatos, sala cuna universal. Y la ya aprobada ley que aumenta la subvención a organismos colaboradores. Así, en materia legislativa, también se sigue la instrucción presidencial de poner a los niños primero y a sus familias, también.

Columna de Carol Bown, Subsecretaria de la Niñez, publicada en Revista LyD.-