APROBADO EL PROYECTO DE LEY QUE FACILITA LA CANDIDATURAS DE INDEPENDIENTES EN LA CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL

El 3 de diciembre se despachó por el Congreso Nacional al Ejecutivo para su promulgación el proyecto de ley que modifica la disposición Vigésimo Novena Transitoria de la Constitución Política de la República, con el fin de reducir el porcentaje de patrocinios requeridos para candidaturas independientes para la elección de Convencionales Constituyentes y permitir que dicho patrocinio sea realizado ante el Servicio Electoral de manera electrónica.

El proyecto de ley reduce el número de patrocinios requeridos para presentar candidaturas independientes de 0.4% a 0.2% del total de sufragios emitidos en la última elección de diputados en el distrito correspondiente. Para las listas de independientes, reduce de 1.5% a 0.5%. Además, la iniciativa faculta al Servel a recibir patrocinios de candidaturas independientes en forma virtual.

Al respecto, cabe señalar que en las democracias modernas, los partidos políticos cumplen un rol de articulación de los distintos intereses ciudadanos, el cual se concreta principalmente mediante su carácter disciplinario y aglutinador lo cual favorece la negociación y la obtención de amplios acuerdos, cuestión que resulta esencial para avanzar en políticas públicas para el país. En relación a los independientes, si bien es deseable su participación toda vez que suman calidad al proceso democrático, el mecanismo establecido no puede trastocar el rol preponderante y armonizador que tienen los partidos políticos en una democracia funcional.

Teniendo en consideración que la disposición transitoria 29º ya contemplaba mecanismos para facilitar las candidaturas independientes, a saber: i) reducción equivalente a 20% de la exigida a independientes en la Ley N°18.700; ii) innovación respecto a la legislación electoral chilena, al permitir la conformación de listas de independientes, exigiendo un patrocinio equivalente al 1.5% de quienes hubieren sufragado en el distrito electoral respectivo para su constitución, consideramos que la reducción aprobada, del 0,2% de firmas para candidaturas independientes y 0,5% de firmas para listas de independientes, resulta excesiva y desproporcionada.

En otros términos, disminuir la exigencia de patrocinios mucho más allá del umbral exigido a los partidos políticos, supone una medida desmesurada y desproporcional, que desconoce el rol conciliador que cumplen los partidos políticos. Determinar la preeminencia de los independientes en la Convención Constitucional, podría hacer mucho más difíciles los acuerdos políticos en dicha instancia.  En todo caso, es valorable que se haya incorporado un piso mínimo de firmas, correspondiente a 300 y 500 firmas, respectivamente.

En relación a la propuesta sobre el Servel, si bien la idea de un sistema virtual de suscripción de firmas resulta razonable ante la situación excepcional en que se encuentra el país, la iniciativa debió contemplar ciertos requisitos y exigencias para que su aplicación sea efectiva y fidedigna, tales como la validación de los patrocinios por parte del Servel de la misma forma en que lo hacen los notarios o el aumento de sanciones por fraude contenidas en los artículos 139 y 140 de la Ley Nº18.700.

De esta forma, se aprueba una modificación a las disposiciones transitorias de la Constitución, en forma posterior al plebiscito del 25 de octubre de 2020, pasando a llevar el consentimiento ciudadano ya otorgado respecto de las reglas del juego para la elección de Convencionales Constituyentes.