CHILE CONTINÚA LIDERANDO EN LATINOAMÉRICA EN MATERIA DE DERECHOS DE PROPIEDAD

  • El Índice Internacional de Derechos de Propiedad (IPRI por sus siglas en inglés) ubica a nuestro país en la posición número 29 entre 129 países. A nivel latinoamericano, Chile ocupa el primer lugar.

Chile se ubica en el lugar 29 (puntaje de 6,881) de entre 129 países y primero a nivel latinoamericano en el Índice de Derechos de Derechos de Propiedad (International Property Rights Index, IPRI) correspondiente a 2020 dado a conocer hoy.

Eso refleja una mantención en el ranking en comparación a 2019, pero con un aumento en el puntaje del país de 0,093.

El ranking se encuentra liderado por Finlandia (8,654), Suiza (8,530) y Singapur (8.481). En tanto, los últimos países en el listado son Haití (129), Yemen (128) y Venezuela (127).

El Índice, que mide la fortaleza y robustez de la protección de los derechos de propiedad tanto respecto de cosas corporales como de cosas incorporales, incluyendo la propiedad intelectual, en diversas jurisdicciones, es realizado por Property Rights Alliance[1] con la cooperación de 113 centros de pensamiento de todo el mundo, entre ellos Libertad y Desarrollo.

El International Property Rights Index (IPRI) mide, en una escala de 0 a 10, el nivel de protección que diversas jurisdicciones alrededor del mundo otorgan a los derechos de propiedad. Bajo el índice, 10 es el valor más alto y el 0 el más bajo. Esta lógica se aplica a cada uno de los componentes del índice.

La información para su elaboración se obtiene a partir de fuentes oficiales puestas a disposición del público por organizaciones internacionales reconocidas, tales como el Banco Mundial, el World Economic Forum y Naciones Unidas.

El IPRI se construye considerando 10 criterios, los que se agrupan bajo 3 grandes componentes: (i) Ambiente Legal y Político (Legal and Political Environment, LP), (ii) Derechos de Propiedad sobre activos físicos Physical Property Rights, PPR) y (iii) Derechos de Propiedad Intelectual (Intellectual Property Rights, IPR), correlacionando la protección con el nivel de desarrollo de los países.

Como promedio, la muestra de los 129 países mostró una puntuación de 5,73, donde el Entorno Legal y Político (LP) fue el componente más débil con una puntuación de 5,14, seguido por el componente de Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) con una puntuación de 5,55. Los derechos de propiedad sobre activos físicos (PPR) fue el componente más fuerte con una puntuación de 6,5.

Según la economista Sary Levy-Carciente, autora de IPRI, “constituye un circuito de retroalimentación positiva con la libertad. Además, la literatura que reporta relaciones positivas y fuertes entre la protección de los derechos de propiedad y una mayor prosperidad, una mejor calidad de vida y el desarrollo de virtudes sociales círculos, es prolífica. Así lo demuestra el Índice Internacional de Derechos de Propiedad (IPRI), en todas sus ediciones ".

Según el economista Hernando De Soto “los derechos de propiedad garantizan la libertad y generan los incentivos adecuados que permiten a las personas vivir y trabajar con un propósito y no quedar excluidas de la economía formal. Sin un sistema de propiedad formal integrado, una economía de mercado moderna es inconcebible. Considero un gran honor presentar el Índice Internacional de Derechos de Propiedad y apoyar el trabajo de la Property Rights Alliance en su misión de cultivar el diálogo público sobre el papel esencial de los derechos de propiedad en el avance económico en todo el mundo".

En efecto, en el reporte que contiene IPRI, y más allá de la puntuación de cada nación en el ranking, se efectúa un análisis sobre la asociación o correlación entre la debida protección de los derechos de propiedad y el desarrollo de las naciones, examinando las diferentes dimensiones del desarrollo. Los resultados sugieren que los países con altos puntajes en IPRI y en sus componentes, muestran mayores niveles de ingreso y desarrollo, indicando una correlación positiva entre los derechos de propiedad y el bienestar de la sociedad.

En Chile, el derecho de propiedad, en sus diversas especies, sobre toda clase de bienes corporales o incorporales, es un derecho fundamental amparado por la actual Constitución Política de la República de Chile, la que asegura a las personas, a los emprendedores e innovadores poder tener control sobre los frutos de su trabajo. La debida protección que las leyes y la regulación otorgan a este derecho y la certeza jurídica asociada al mismo, resultan determinantes para impulsar la inversión, el crecimiento económico y el desarrollo integral de las naciones. En una era en que la globalización, la expansión de los servicios y las nuevas tecnologías están revolucionando la forma de hacer negocios y de crear valor, los derechos de propiedad y, sobre todo, los derechos de propiedad intelectual e industrial cobran mayor relevancia en el camino hacia el desarrollo económico. La literatura y la evidencia empírica sugieren que aquellas naciones que, entre otras condiciones, tienen una protección jurídica robusta en materia de derechos de propiedad, tienen un producto interno bruto per cápita 20 veces superior a aquellos países con una institucionalidad más débil. Por el contrario, las naciones que no cuentan con una fuerte protección en la materia terminan generando problemas como la piratería y produciendo efectos negativos en la economía, al afectarse la rentabilidad de las inversiones y perjudicando a los consumidores, quienes no solo se ven expuestos a productos de calidad deficiente sino también a la paralización o ralentización de la investigación y la innovación en diversas áreas, algunas prioritarias, como la salud.

Esta correlación entre la protección del derecho de propiedad y el progreso de las naciones y el bienestar de su población es muy relevante y no debe minimizarse en la próxima discusión de contenidos constitucionales que Chile se apronta a tener de cara la nueva Constitución. Una protección robusta del derecho de propiedad, reconocido como un derecho humano en la Declaración Universal de Derechos Humanos, es base esencial para el reconocimiento y ejercicio de las libertades de las personas.

[1] Property Rights Alliance es una organización, con sede en Washington DC, dedicada a la promoción de la protección de la innovación, la propiedad intelectual y de la propiedad sobre activos tangibles alrededor del mundo.

Cuadro 1. Puntajes del país en componentes, IPRI 2020

IPRI 2019 6,973
Ambiente Legal y Político 6,787
Derechos de Propiedad Física 7,634
Derechos de Propiedad Intelectual 6,498

 

Cuadro 2. Ranking Chile, IPRI 2007-2020

Año Lugar
2007 18
2008 18
2009 24
2010 29
2011 27
2012 26
2013 24
2014 20
2015 22
2016 24
2017 28
2018 29
2019 29
2020 29

 

VER REPORTE COMPLETO