PANDEMIA NO DA TREGUA AL MERCADO LABORAL

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer la tasa de desocupación nacional correspondiente al trimestre mayo-julio 2020, la cual se ubicó en 13,1%, 0,9 puntos porcentuales (pp) mayor a lo registrado el trimestre móvil anterior. En doce meses, a su vez, hay un incremento de 5,6 puntos porcentuales. Este resultado está en línea con lo proyectado por LyD.

En esta ocasión se registró una caída anual de la Fuerza de Trabajo de 15,6%, muy por sobre el promedio observado en las últimas 6 encuestas, de 7,5%. Los Ocupados, por su parte, cayeron en 20,6%, 10,2 puntos porcentuales más que lo observado en las últimas 6 encuestas. Los Desocupados crecieron en 46,4% en doce meses, muy por sobre el promedio de 29,0% en los últimos 6 meses.

Por sectores, en la reducción de los ocupados en 12 meses incidieron los siguientes sectores económicos: comercio (-24,9%), construcción (-34,8%) y alojamiento y servicios de comidas (-49,5%).

Por categoría ocupacional, en 12 meses se observa una caída de  asalariados formales (-11,9%) y de los trabajadores por cuenta propia (-32,2%). Con respecto a la informalidad laboral, la ocupación alcanzó un 22,3%, disminuyendo 5,2 puntos porcentuales en 12 meses. Además, los ocupados informales descendieron 35,7%, incididos por las mujeres (-39,9%) y por los trabajadores por cuenta propia (-36,1%).

En doce meses, en la reducción del total de ocupados (-20,6%) influyeron tanto las mujeres (-23,7%) como los hombres (-18,4%).

Por su parte, la tasa de desocupación de la Región Metropolitana fue de 13,5%. Coquimbo lidera las regiones con mayor desempleo, con una tasa de 16,1%, seguida de las regiones de Tarapacá 14,5% y Los Ríos 14,2%. En contraste, las regiones con menor desempleo fueron Magallanes con 8,4% y Arica y Parinacota con 8,8%.

A pesar de la alta destrucción del empleo cifrada en más de 1,8 millones de personas, se debe destacar que producto de la Ley de Protección del Empleo, medida que comenzó a regir desde abril del presente año, más de 520 mil personas se han acogido a este mecanismo, lo que ha permitido atenuar el brusco aumento en la desocupación a nivel nacional.

"Con todo, al igual que en mediciones anteriores, se observa una importante caída en la fuerza de trabajo que atenúa el aumento en la medición del desempleo, por cuanto al disminuir dicho número, hay una menor cantidad de personas buscando trabajo. Por último, hay que indicar el esfuerzo que ha hecho el INE producto de la pandemia, para dar continuidad al levantamiento de datos y con ello permitir la realización de la encuesta de empleo", dice Felipe Berger, Economista LyD.