UNA RESPONSABLE LEY DE PRESUPUESTOS PARA EL 2020

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, el jueves pasado en cadena nacional dio a conocer en detalle el Presupuesto de la nación de cara al año 2020. El Mandatario aclaró que el presupuesto para el próximo año tendrá un aumento de gasto de 3,0% con respecto al efectivo de este año, con énfasis en la inversión pública, la cual crecería 6,8%, mientras el gasto corriente lo haría en 2,9%.

Este moderado crecimiento del gasto público está en línea tanto con el reducido incremento de los ingresos estructurales que presentará Chile el próximo año, como con el cumplimiento de la meta de reducción de 0,2% del PIB del déficit estructural.

El moderado crecimiento esperado de los ingresos estructurales se debe al reducido dinamismo que todos sus componentes mostrarían en el 2020: i) en torno al 85% de los ingresos estructurales están definidos por la evolución del PIB tendencial, el cual, según el Comité Consultivo independiente que lo estima, crecería sólo 3% el próximo año; ii) cerca del 5% de los ingresos estructurales están determinados por el precio de referencia del cobre que, según el Comité Consultivo respectivo, caería 4% respecto del valor estimado para el 2019; iii) el 10% restante de los ingresos estructurales, los cuales presentan elevada volatilidad, podrían mostrar un crecimiento similar a su promedio histórico (4% promedio en los últimos 19 años.

"A pesar del importante esfuerzo de presentar un presupuesto responsable, el balance efectivo del próximo año seguirá siendo deficitario, el cual tendrá que financiarse con emisión de deuda. Sin embargo, el cumplimiento de la meta de reducción del déficit estructural impuesta por la actual autoridad fiscal tanto el 2020 como los años siguientes redundarían en una estabilización de la deuda pública y, eventualmente, en una reducción de esta como porcentaje del PIB", explica Macarena García, Economista Senior de LyD.