BANCO CENTRAL Y ADMINISTRACIÓN DE LA COTIZACIÓN ADICIONAL

En la discusión en particular del proyecto de Reforma de Pensiones, todavía en el primer trámite constitucional, aún no se alcanza un acuerdo amplio respecto a los principales nudos que impiden su avance. Recientemente, parlamentarios de oposición plantearon que el Banco Central se hiciera cargo de la administración 4% adicional, generando reacciones inmediatas en la opinión pública.

Al efecto, es conveniente recordar que el proyecto original establecía que la cotización adicional sería administrada por las Administradoras de Ahorro Complementaria para Pensión. Debido a las restricciones políticas, el gobierno cedió y propuso la creación del Consejo Público Autónomo (CPA), entidad que licitaría la administración de los fondos. Por último, nos encontramos frente a esta sugerencia -admitida a estudio por el Ejecutivo- a tan sólo semanas del anuncio de la creación del CPA y la obtención de un acuerdo en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados para despachar en un plazo breve el proyecto de ley a la Sala.

John Henríquez, abogado del Programa Legislativo de LyD, advierte que “la oposición no contenta con la propuesta del Consejo Público Autónomo, al sugerir al ente emisor como administrador de los fondos previsionales, desconoce la misión y objetivo del Banco Central. Asimismo, ante la negativa tanto de ex presidentes del Banco Central como de distintos expertos, se ha sugerido que sea el Instituto de Previsión Social (IPS) el nuevo administrador. Dicha propuesta es inconveniente desde el punto de vista técnico toda vez el IPS no tienen la expertiz financiera adecuada y además su dependencia del Ministerio del Trabajo es altamente cuestionable”.

¿Por qué el Banco Central?

Los parlamentarios se basaron en la administración de los Fondos Soberanos, teniendo en consideración el rol protagónico del Banco Central en la materia. Sin embargo, cabe recordar que los Fondos Soberanos constituyen un patrimonio fiscal que otorga seguridad al estabilizar el gasto social y la inversión pública a futuro, teniendo una política de inversión diferente a la que debe aplicarse a las cuentas individuales previsionales. El Ministro de Hacienda, representando al Fisco en la administración de los recursos fiscales, creó en dicho contexto a la Unidad de Fondos Soberanos dentro del Ministerio para apoyarlo en las actividades relacionadas con la inversión de los fondos. Por otra parte, de acuerdo a sus facultades legales, el Ministro de Hacienda delegó al Banco Central de Chile la inversión de los fondos debido a su prestigio y experiencia en el manejo de las reservas internacionales. Asimismo, nombró un Comité Financiero, integrado por 6 expertos, para asesorarlo en la definición de la política de inversión de los fondos.

Finalmente, respecto debate que se ha dado en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados, Henríquez afirma: “es lamentable el tono con que se ha debatido, el caso omiso que se ha hecho de los elementos esenciales para aumentar las pensiones y las constantes vulneraciones a la institucionalidad mediante la aprobación de indicaciones manifiestamente inadmisibles”.