LA MEJOR POLÍTICA SOCIAL: EL DINAMISMO DE LA INVERSIÓN Y DE LA OCUPACION

Uno de los argumentos centrales del actual gobierno para implementar  cambios radicales en ámbitos claves es que los beneficios del crecimiento no están llegando a todos y que los más vulnerables se han quedado rezagados en esta mejoría. Este argumento, que se escucha a diario por parte de personeros de la Nueva Mayoría, es completamente errado. Los beneficios del crecimiento sí están llegando a todos, y en años recientes han llegado con más fuerza a los grupos de bajos ingresos.

Es un hecho conocido que entre 2010 y 2013 se crearon en el país un millón de nuevos puestos de trabajo, en un contexto de remuneraciones reales crecientes, junto con mayor formalización y cumplimiento de leyes sociales. De hecho, durante ese período el PIB acumuló un crecimiento de 23%, mientras que la masa salarial (ocupación x remuneraciones) acumuló un crecimiento de 32% real, por lo que sin ninguna duda los beneficios del crecimiento llegaron a los trabajadores, como se ve en el Gráfico N° 1.

Sin duda, los trabajadores chilenos fueron los principales beneficiados con el gran dinamismo económico del período 2010-2013. Surge entonces la pregunta acerca de cómo se distribuyó esta mejoría de acuerdo al nivel de ingresos, para lo cual los resultados de la Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos (NESI) son muy elocuentes. La mejoría fue más pronunciada en los grupos de mejores ingresos, resultado que fue documentado en Temas Públicos N° 1.187. El Gráfico N° 2 muestra los aumentos de ingreso per cápita por cada decil de ingresos entre 2010 y 2013.

SIGA LEYENDO EL TEMA PÚBLICO COMPLETO EN PG 3