INTERPELACIÓN MINISTRO EYZAGUIRRE Y EL DESAFÍO DE LA INCLUSIÓN DE NUESTRO SISTEMA EDUCACIONAL

Durante la interpelación, el Ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, reforzó los objetivos que existen detrás del proyecto que elimina el financiamiento compartido, quita la subvención a alumnos de colegios con fines de lucro y sustituye los actuales mecanismos de admisión por uno centralizado, apuntando a que busca fortalecer la inclusión en nuestro sistema educacional. No compartimos la visión del Ministro, más bien creemos que el proyecto de ley podría provocar efectos contrarios y perjudiciales (como aumentar inequidades). Si bien la iniciativa legal contiene una serie de disposiciones que amenaza la existencia de sostenedores particulares subvencionados no precisamente por falta de vocación[1], haremos referencia a los efectos perjudiciales que puede tener para nuestro sistema el término del financiamiento compartido.

En repetidas oportunidades durante la discusión del proyecto del gobierno se ha dicho que el financiamiento compartido es la causa de la segregación de nuestro sistema escolar. No compartimos este diagnóstico. Más bien creemos que el problema de la segregación tiene su origen en la existencia de una subvención igual para todos los alumnos, en un sistema que atiende niños con distintos niveles de vulnerabilidad (con distinto capital humano inicial), y por ende, con diferentes costos de ser educados. La inversión que se debe hacer en un niño vulnerable no puede ser la misma que la que se debe realizar en un niño con un entorno social que lo estimuló tempranamente.

Este diagnóstico fue el que dio origen en 2008 a la Subvención Escolar Preferencial (SEP), La SEP como subvención diferenciada no sólo entrega recursos adicionales a la subvención a los niños que la ley definió como prioritarios, sino que automáticamente exime a esos niños de todo cobro adicional, incluyendo el financiamiento compartido.

La existencia simultánea de una subvención diferenciada y financiamiento compartido permite un círculo virtuoso muy potente, que es el que bajo un mismo techo se eduquen niños con recursos suficientes para contribuir con un copago, con niños vulnerables que son beneficiarios de la SEP y que por ley no son sujetos de cobro.

A pesar de ser aprobada hace sólo 6 años, hoy por el sólo hecho de la existencia de la SEP, menos de 10% de los alumnos prioritarios podrían ser sujeto de cobro de financiamiento compartido, no obstante más de un tercio de ellos van a establecimientos que sí cobran copago. Si consideramos las becas que por ley dichos establecimientos otorgan, este 10% podría incluso reducirse a la mitad.

Es así como gracias al avance que ha implicado la SEP en términos de inclusión social y de inyección de recursos al sistema, focalizada en los niños que más lo necesitan, el copago no es una barrera para que los niños puedan elegir el colegio en el que quieran educarse.

La idea de eliminar al copago se da en un contexto que, además de desconocer el enorme avance que ha implicado la SEP en integración e inyección de recursos, olvida que Chile no está en condiciones de dejar un solo peso fuera: si nos comparamos con las economías de la OCDE, que gastan un promedio de $ 230 mil pesos mensuales por alumno de enseñanza básica y $ 260 mil por alumno de enseñanza media, tenemos que en Chile se gasta menos de la mitad de estas cifras.

Además, con la eliminación del copago no se evitará que las familias inviertan en la educación de sus hijos. Quienes hoy pagan copago lo seguirán haciendo a través de otras vías a las que los estudiantes de menores recursos no tendrán acceso. Todo lo avanzado en inclusión gracias a la coexistencia de una subvención diferenciada y copago retrocederá.

Estimamos que el no poder pagar copago no debe ser la razón por la cual un niño quede fuera de un establecimiento. Sin embargo, por las razones aquí expuestas, creemos que la eliminación del copago no es el camino, sino más bien uno que aumente la subvención base y potencie la subvención diferenciada de acuerdo a las necesidades de los niños.


[1] Por ejemplo, revisar http://www.lyd.com/wp-content/files_mf/tp1180proyectoeducaci%C3%93ntraslac%C3%81mararccll71.pdf