VOTO ANTICIPADO

Quedando menos de tres meses para la elección más importante de los últimos 41 años, no parece razonable tramitar apresuradamente el proyecto de ley de voto anticipado, actualmente en primer trámite constitucional.

Un cambio de este tipo requiere de un análisis y estudio profundo, y posiblemente de gradualidad, para que su implementación no genere desconfianza.

Contamos con un sistema electoral que no ha dado espacio a críticas ni acusaciones defraude electoral y cuya seriedad ha permitido varias décadas de un incontrovertido traspaso del poder entre representantes de distintas ideas políticas. Esto ha sido posible gracias a la existencia de múltiples instituciones garantes de las elecciones y principalmente al vivo aporte de la ciudadanía, que como vocales y apoderados de mesa legitiman directamente la fiabilidad del proceso.

Es importante que la modernización profundice la confiabilidad, transparencia y la participación ciudadana, más allá de la mera emisión del voto. El sistema debe ser fiable e involucrar activamente al ciudadano.

 

Carta de René, Abogado del Programa Legislativo, publicada en La Tercera.-