MODERNIZACIÓN TRIBUTARIA AL SENADO

Después de un año de tramitación, el proyecto de modernización tributaria fue despachado de la Cámara de Diputados.

Si bien gran parte de las propuestas originales -con un fuerte énfasis en simplificar la estructura tributaria y fomentar la inversión- fueron aprobadas tanto por la Comisión de Hacienda como por la sala de la Cámara (incluyendo la reintegración del sistema tributario que reestablece la equidad horizontal), existen materias fundamentales que fueron rechazadas y que debieran ser objeto de análisis por el Senado.

En concreto, se rechazaron normas tendientes a mejorar la norma general antielusiva vigente, aspectos relacionados a la facultad de tasación del SII y el derecho a crédito por parte de las empresas que paguen el impuesto a la inversión regional -originado producto de las negociaciones con la oposición equivalente al 50% del monto de la contribución, imputable contra el impuesto corporativo.

Con estos rechazos se afecta la certeza jurídica y se aumenta la carga tributaria asociada a los grandes proyectos de inversión, lo que va en contra de los mismos objetivos que persigue la iniciativa. Es de esperar que se rectifiquen dichos aspectos y que el proyecto sea despachado del Senado en un tiempo razonable para no deteriorar aún más las alicaídas expectativas.

Carta de John Henríquez, abogado del Programa Legislativo de Libertad y Desarrollo, publicada en La Tercera.-