21 DE MAYO: EPICENTRO EN LO INSTITUCIONAL

Jose-Fco-Garcia-tele13En algunas horas más, la Presidenta Bachelet dará cuenta a la Nación de la marcha del país. Su discurso se enmarca en un escenario donde crecientemente la agenda económica comienza a resurgir con fuerza ante cifras mediocres en materias como crecimiento, desempleo y salarios, y reformas controversiales como la laboral –o incluso la tributaria donde ya han surgido voces llamando a reformar la reforma de cara a su implementación–. Curiosamente han sido la DC y el Partido Radical quienes han liderado el discurso de la urgencia de la reactivación económica y una nueva agenda pro crecimiento, como asimismo disminuir la incertidumbre asociada al reformismo excesivo. En una lógica similar el ex Presidente Lagos ha manifestado la necesidad de retomar con fuerza la asociación público-privada.

Sin perjuicio de lo anterior, la modernización institucional pareciera estar llamado a constituirse en el epicentro del discurso de hoy, en al menos dos áreas.

En primer lugar, ya no queda mucho más espacio para seguir con el secretismo y la ambigüedad en torno al “proceso constituyente”. Tras semanas de sobre interpretación en torno al concepto y discusiones en torno al único dato duro existente, esto es, el inicio de cabildos, diálogos y discusiones ciudadanas a partir de septiembre, la Presidenta debiera entregar algunas luces concretas, una hoja de ruta en esta materia. No sólo es relevante precisar cuestiones en torno a la naturaleza de estos cabildos, quiénes asistirían o los integrarían, si sus propuestas son vinculantes o no, cómo se financiarán, qué soporte legal será necesario, etc., sino, antes que nada, un pronunciamiento en materia del rol central que debiese jugar el Congreso Nacional. Por lo demás, ya no es creíble utilizar la técnica de las reformas tributaria y educacional de prometer solamente titulares y no los detalles de la reforma. Será asimismo, un momento clave para descartar definitivamente la Asamblea Constituyente. Así, seguir alargando las definiciones estructurales en esta materia, como lo hicieron ver el subsecretario de Hacienda y el vicepresidente del Banco Central, ambos economistas oficialistas, contribuye innecesariamente a la incertidumbre reinante.

En segundo lugar, y especialmente tras la importancia central que adquirió la denominada Comisión Engel en materia de probidad –importancia que el gobierno entregó recién hacia el final de su trabajo e incluso la Nueva Mayoría se dio el gustito de nombrar una paralela para minimizarla al poco de ser anunciada–, es altamente probable que la Presidenta haga propia la propuesta Engel. Más aún, en los temas en que se generó controversia al interior de ella –existen varios votos de minoría en materias como el financiamiento de las empresas o la transparencia total de los aportes privados a la política–, es posible que tome partido por las versiones maximalistas, restrictivas. Ello implicará, regulaciones que pueden terminar siendo exorbitantes en cuestiones como la dependencia del financiamiento público para los partidos, reglas intensas en materia de puerta giratoria, etc. Acá será fundamental no caer en maximalismos y lograr equilibrios sensatos. Asimismo, debiésemos esperar anuncios importantes en materia de reforma al Estado, llevando una versión reforzada del sistema de alta dirección pública ahí donde hoy no existe, aumentar los estándares de transparencia y excelencia a nivel municipal, y, muy importante, avanzar hacia un estatuto que limite una serie de mecanismos institucionales que facilitan enormemente el intervencionismo electoral del gobierno en las elecciones.

Bajo este contexto y en donde los anuncios en materia económica, como también otros de gran interés ciudadano como la seguridad pública o la violencia en La Araucanía, adquieren especial relevancia, es altamente probable que nos encontremos, por buenas razones, ante un discurso de 21 de mayo con epicentro en la modernización institucional.

Columna de José Francisco García, Coordinador de Políticas Públicas de Libertad y Desarrollo, publicada en Voces de La Tercera.-