GUÍA PRÁCTICA BORRADOR NUEVA CONSTITUCIÓN: OMISIONES SOBRE PLURINACIONALIDAD RAYAN EN LA FALSEDAD

La semana del 6 de junio de 2022, la Convención Constitucional publicó la denominada "Guía Práctica Borrador Nueva Constitución" mediante la cual pretende exponer "los 10 pilares que sostienen los aspectos más relevantes de la propuesta de nueva Constitución". Estos pilares se resumen en un Chile con más democracia, inclusivo, con tradición institucional, libre, con igualdad de género, que proteja naturaleza y el medio ambiente, sus regiones, el futuro, economía responsable y garantía de nuestros derechos, tal como indica cada uno de los títulos del documento de 52 páginas.

En general, se trata de un documento que reseña artículos de la propuesta, sin embargo, llama la atención que contenga convenientes omisiones sobre cuestiones relevantes e incluso explicaciones tan inexactas que rayan en la falsedad. En efecto, resulta notorio el carácter apologético y partisano del documento. Además, conviene destacar que las permisivas regulaciones sobre migración están totalmente ausentes de la guía.

Ahora bien, las omisiones o explicaciones inexactas tienen entre sus puntos álgidos la Plurinacionalidad. redacción de la guía parece querer esconder el real significado de este fundamental principio rector del Estado. La Plurinacionalidad no es considerado uno de los 10 pilares del borrador, siendo que es uno de sus matrices teóricas y constitucionales básicas y que impregna todo el texto del borrador de nueva constitución. Su omisión como pilar del borrador constituye un ocultamiento de la realidad.

La guía menciona en forma tímida la Plurinacionalidad. Ahora bien, el hecho de que se le mencione, no implica que se le explique, ni mucho menos que se explique correctamente.

Primero, este concepto se menciona al citar el artículo 1, sin embargo, no explica nada en relación al concepto y sus implicancias, siendo que tantas cosas podrían decirse. Luego, en la página 13 se menciona el Estado Plurinacional e Intercultural señalando que "todas las identidades y culturas son respetadas", lo cual nuevamente es a lo menos incompleto pues la protección y privilegios creados son mucho mayores y sus implicancias aún más (como sucede en el derecho de propiedad, a las aguas, a los escaños reservados, al autogobierno, etc.). En efecto, Esto queda claro especialmente en el N°350 del borrador armonizado, donde se indica que el "Estado deberá garantizar los mecanismos institucionales que permitan ese diálogo, superando las asimetrías existentes en el acceso, la distribución y el ejercicio del poder y en todos los ámbitos de la vida en sociedad".

En segundo lugar, la guía menciona la Plurinacionalidad a propósito del poder legislativo, en su página 16. Simplemente se limita a indicar que las dos cámaras son "paritarias y plurinacionales" sin indicar que ello implica escaños reservados supernumerarios. Esto resulta grave ya que, por ejemplo, con escaños reservados un elector del pueblo Yagán estaría 1.178 veces más representado respecto de un elector del distrito 8 (Maipú, Cerrillos, Estación Central, Colina, etc.).[1]  La guía sigue omitiendo información crucial para comprender realmente las implicancias de la Plurinacionalidad.

En relación a los derechos de los pueblos indígenas, la guía incurre en una artimaña difícil de explicar. Pese a que mucho se puede decir de los derechos de los pueblos indígenas, la guía solamente los menciona a propósito del deber de consulta y consentimiento que tiene el Estado en favor de estos pueblos. La impresión nuevamente raya en la falsedad. Si bien la obligación del Estado de realizar consulta indígena y de obtener el consentimiento de los pueblos indígenas está tratado en relación a la participación en las entidades territoriales, llama la atención que la guía indique que "en el caso de pueblos y naciones indígenas, deberán ser consultados y otorgar el consentimiento respecto de las decisiones que afecten sus derechos territoriales". Esta frase final está totalmente alejada de la realidad. De acuerdo al borrador armonizado e indicaciones, los pueblos indígenas tienen "el derecho a ser consultados previamente a la adopción de medidas administrativas y legislativas que les afectasen" (N°870 del borrador armonizado). Esta primera norma que citamos está inserta en el capítulo de los derechos fundamentales y garantías, y no en el de Estado Regional y, como se aprecia, su alcance es general, referida a cualquier tipo de medida y a cualquier tipo de afectación, y no sólo en “sus derechos territoriales”. Luego, en el capítulo de Estado Regional se indica que los pueblos indígenas "deberán ser consultados y otorgarán el consentimiento libre, previo e informado en aquellas materias o asuntos que les afecten en sus derechos reconocidos en esta Constitución" (N°438 del borrador armonizado). Como puede apreciarse, del tenor literal aparece que no se trata solamente de cuestiones territoriales, sino que es respecto de todo lo que pueda llegar a afectarles. ¿Esto constituye un poder de veto de los pueblos indígenas para el desarrollo de políticas públicas y el despliegue de la actividad de las personas? La guía no lo explica. 

Finalmente, cabe destacar como una omisión deliberada y consciente el N°14 del texto armonizado, norma constitucional que señala que, en virtud de la Plurinacionalidad, el poder del Estado debe ser distribuido entre los pueblos indígenas, incorporando a los representantes indígenas a la estructura del Estado, sus órganos e instituciones, así como su representación política en órganos de elección popular a nivel local, regional y nacional. La Guía evita deliberadamente explicar las implicancias de la distribución de poder entre la nación chilena y las naciones indígenas. Tampoco se detiene a explicar las implicancias que esto puede tener en las zonas fronterizas de nuestro país.

[1] Libertad y Desarrollo, Tema Público N° 1547 “Sistema electoral en la propuesta de nueva Constitución: un traje a la medida”. Disponible en: https://archivos.lyd.org/lyd/TemasPublicos/TP%201547%20ESCANOS%20RESERVADOS%20Y%20SISTEMA%20ELECTORAL.pdf. P. 5.