MONITOR DE LA REACTIVACIÓN LYD: UN CUARTO DE LAS REGIONES DEL PAÍS HAN RECUPERADO SUS NIVELES DE EMPLEO PRE ESTALLIDO Y PANDEMIA

  • A las regiones de Tarapacá, Antofagasta y Metropolitana, que ya habían cerrado la brecha en empleo a nivel nacional, se suma Aysén.
  • De la misma manera, el empleo asalariado privado ya cerró su brecha.
  • En tanto, con los datos del trimestre enero – marzo 2022 y tomando como base el tercer trimestre de 2019, se registra una brecha en empleo de 2,76% (3,66% el trimestre anterior).
  • La brecha en empleo por cuenta propia, que en las últimas dos mediciones había aumentado, en esta ocasión se redujo, pasando de 4,69% a 3,39%.
  • Otra medición, que considera que la población en edad de trabajar ha ido creciendo y usa la tasa de ocupación de julio – septiembre de 2019 (58,5% desestacionalizada), calcula que al trimestre enero-marzo de 2022 faltan 6,5% de empleos por recuperar.

Con el objetivo de seguir el pulso mensual de la evolución del mercado laboral a nivel regional, Libertad y Desarrollo elabora desde junio de 2021 un indicador que busca cuantificar la evolución de la brecha existente en empleo, así como de manera segmentada la del empleo asalariado del sector privado y la del empleo independiente por cuenta propia.

Para ello se tomó como base el tercer trimestre del año 2019 (julio-septiembre), donde la economía transitaba por condiciones de mayor normalidad, sin los efectos adversos de la violencia ni las consecuencias de la pandemia por Covid-19.

METODOLOGÍA

- Se tomó como base el trimestre móvil julio-septiembre de 2019.

- A partir de los datos publicados mensualmente por el INE de la Encuesta Nacional de Empleo (ENE), se analizó la brecha entre la línea base (base 100 = Tercer trimestre 2019) y la situación laboral posterior.  Ello, tanto para el total de ocupados, como en lo relativo al empleo asalariado privado y al empleo por cuenta propia.

- Para poder hacer comparaciones entre distintos trimestres se trabajó con datos de empleo desestacionalizados, utilizando para ello la misma metodología que emplea el INE[i].

- Finalmente, se determinaron intervalos mediante la construcción de percentiles[ii], que permiten clasificar las brechas a partir de las siguientes categorías:

Situación Grave: la brecha de empleo supera el 18% (rojo).

Situación Intensiva: la brecha de empleo es entre 17% y 11% (naranjo).

Situación Intermedia: la brecha de empleo es entre 10% y 2% (amarillo).

De alta: el empleo actual es superior al observado en el período base (verde).

RESULTADOS

En el trimestre enero – marzo 2022 la brecha de empleo a nivel nacional disminuye con respecto a los datos del trimestre anterior, con un registro de 2,76% (3,66% en diciembre 2021-febrero 2022).

A las regiones de Tarapacá, Antofagasta y Metropolitana, que ya habían cerrado la brecha en la medición anterior, se suma Aysén, con lo que un cuarto de las regiones del país han recuperado los niveles de empleo que tenían antes del estallido de violencia del 18-O y la pandemia.

Con respecto a la medición anterior, en 8 regiones disminuye la brecha en empleo, en tanto que en 4 aumenta. En resumen, hay 1 región que se encuentra en color rojo (Situación Grave), 1 en color naranjo (Situación Intensiva), 10 en color amarillo (Situación Intermedia) y 4 en verde (De alta).

Por su parte, el empleo asalariado privado ya se recuperó a nivel nacional (al usar los datos desestacionalizados se observa que lo hizo también en el trimestre diciembre 2021 – febrero 2022).

Es posible observar que en once regiones del país persisten brechas con respecto a la línea base. En cambio, en Tarapacá, Antofagasta, Aysén, Magallanes y la Región Metropolitana, se observa una similar o mejor situación con respecto a la de la línea base. Para este trimestre hubo una disminución de la brecha en empleo asalariado privado en siete regiones y un aumento en cinco. Las cuatro restantes se encontraban en situación de alta en ambos períodos.

En resumen, se observa una región en color rojo (Situación Grave), dos en color naranjo (Situación Intensiva), ocho en color amarillo (Situación Intermedia) y cinco en color verde (Situación De Alta).

Finalmente, la brecha en empleo por cuenta propia, que en las últimas dos mediciones había aumentado, en esta ocasión se redujo, pasando de 4,69% a 3,39%.

Al igual que el trimestre móvil anterior, se observa que las regiones de O´Higgins, Ñuble, Biobío y Magallanes se encuentran en situación de alta (color verde). En esta ocasión se suma a ellas Arica y Parinacota. Si se comparan los datos de la última medición con los del trimestre diciembre 2021 – febrero 2022, se puede ver que la brecha disminuyó en ocho regiones, en cambio, en cuatro aumentó. En las cuatro regiones restantes, la situación fue de alta en ambos trimestres.

En resumen, se observan tres regiones en color rojo (Situación Grave), una en color naranjo (Situación Intensiva), siete en color amarillo (Situación Intermedia) y cinco en color verde (Situación De Alta).

Por otra parte, dado que la población en edad de trabajar ha ido creciendo en el tiempo, es pertinente analizar adicionalmente cual debiese ser hoy en día el nivel de ocupados si la tasa de ocupación[i] (desestacionalizada) fuese la que teníamos en el trimestre julio-septiembre 2019 (58,5%). Para obtener la cifra, multiplicamos dicha tasa por la población en edad de trabajar de cada trimestre móvil.

Con estos cálculos, observamos que en el trimestre mayo - julio 2020, el empleo cayó cerca de 22% con respecto a los ocupados que debería haber habido si usamos la tasa de 58,5%. Esto equivale a la pérdida de 1,83 millones de empleos. Al trimestre enero - marzo 2022, esta diferencia es igual a 613 mil, es decir todavía faltan 6,5% de empleos por recuperar. Esta cifra es mayor a la brecha de empleo encontrada anteriormente de 2,76%, ya que en esta última el punto de referencia es el nivel de ocupados del tercer trimestre de 2019, mientras que la referencia de la brecha de 6,5% es el nivel de ocupados que habría en cada trimestre usando la tasa de ocupación de julio – septiembre 2019.

 

VER INFORME

 

[i] La tasa de ocupación es igual al ratio entre ocupados y la población en edad de trabajar.

[i] Se utiliza el ajuste estacional mediante filtro ARIMAX12.

[ii] Los intervalos se construyen mediante la estimación de percentiles, con base a un tamaño muestral de 240 brechas con respecto al período base, de esta manera para la construcción de dichos intervalos se observaron las brechas en el empleo desde la base hacia adelante, esto para que dicha definición sea más robusta.