MEJORA EMPLEO EN COMERCIO, TRANSPORTE Y TURISMO

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer la tasa de desocupación nacional correspondiente al trimestre febrero - abril 2022, la cual se ubicó en 7,7%, 0,1 puntos porcentuales (pp) menor a lo registrado el trimestre móvil anterior. En doce meses, en tanto, se observa una caída de 2,5 puntos porcentuales. Adicionalmente, se registró una leve caída en la tasa combinada de desocupación y fuerza de trabajo potencial (SU3) con respecto al trimestre móvil anterior, la que se ubicó en 15,2%. Este indicador muestra la proporción de personas que están desocupadas y aquellos que son parte de la fuerza de trabajo potencial, todo esto respecto de la fuerza de trabajo ampliada.

En esta ocasión, se registró un aumento anual de la Fuerza de Trabajo de 6,1%. En doce meses, los Ocupados crecieron 9,0% y los Desocupados cayeron 19,8%.

La expansión de los ocupados en 12 meses fue incidida por los siguientes sectores económicos: comercio (11,2%), alojamiento y servicio de comidas (31,5%) y actividades de salud (16,1%). Por categoría ocupacional, se observa un alza anual en los trabajadores por cuenta propia (9,6%) y asalariados formales (8,0%). La tasa de ocupación informal alcanzó 27,2% creciendo 1,0 punto porcentual a 12 meses.

En este trimestre, se crearon casi 43 mil puestos de trabajo (cifra desestacionalizada), en relación al trimestre móvil anterior, por encima del promedio de las últimas 6 mediciones. Dicho esto, el proceso de recuperación se aceleró en el trimestre febrero -abril 2022.

Coquimbo lidera la tasa de desempleo, con un registro de 9,3%, le sigue la Región de Ñuble con 8,9% y la Región Metropolitana con una tasa de 8,5%. En contraste, las regiones con menor tasa de desempleo fueron Los Lagos con 3,5% y Magallanes que registró 4,0%.  La región de Los Lagos registra la mayor tasa combinada de desocupación y fuerza de trabajo potencial en este trimestre, anotando un 20,2%.

El empleo formal creció en 8%, mientras que el informal lo hizo en 13%, siendo el común denominador de ambos el incremento de los ocupados en el sector comercio, transporte y servicios de alojamiento y alimentación, siendo los dos últimos influenciados por los mayores grados de libertad que hubo en el último trimestre cuantificado versus la realidad sanitaria de hace un año atrás. Evidentemente, el empleo informal se expande a una tasa superior al formal debido a que las barreras a la entrada son menores, pero genera un creciente problema ya que esa informalidad no puede volverse permanente.

Dichas ganancias de empleo son limitadas y dada la desaceleración que está exhibiendo la economía es fundamental que la autoridad mantenga la atención sobre el mercado del trabajo y la presión para nuevas reformas pro crecimiento.