ENTREVISTA A RODRIGO UBILLA EN EL MERCURIO: “EL ESTADO DE EXCEPCIÓN NO SE DECRETA SÓLO POR MOTIVOS IDEOLÓGICOS»

El Director del Área Política y Sociedad Civil de Libertad y Desarrollo, Rodrigo Ubilla, fue entrevistado por El Mercurio sobre la situación en la Macrozona Sur, la gestión del gobierno en materia de seguridad pública y el trabajo de la Convención Constitucional. A continuación, un fragmento de la entrevista.

—La semana pasada, el Gobierno invocó la Ley de Seguridad del Estado contra la manifestación de los camioneros. La medida fue cuestionada por la oposición, pues el propio Presidente siendo diputado criticó la normativa.

Ahí se empiezan a notar las permanentes conductas demagógicas del Frente Amplio que llevaron a arrinconar electoralmente a la centroizquierda, al centro político y a la derecha en los últimos diez años pero que hoy no les permiten gobernar. La demagogia les está pasando la cuenta en este primer mes y medio de gobierno

—¿Lo mismo ha pasado con la violencia en Plaza Italia?

Ese es otro indicador que demuestra lo mismo. El discurso del FA de que estas personas eran unos niños buenos que estaban protestando no da cuenta de la realidad. Los hechos de violencia continúan todos los viernes e incluso se extienden a provincias o ciudades aledañas como lo que pasó en Talagante.

—¿Cómo se entiende que la ministra del Interior no tenía conocimiento de dicho saqueo horas después de lo ocurrido?

Es un error inexplicable. Un ministro lo que tiene que tener es información y la estructura del Ministerio del Interior permite que tenga esa información.

—Al mismo tiempo, el subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, dijo que este es el peor momento para la seguridad desde el retorno a la democracia.

Es un intento muy burdo por victimizarse. Si uno mira las estadísticas oficiales, en los treinta primeros días del gobierno del Presidente Boric, los delitos se incrementaron en un 62%. A todos los gobiernos les tocan dificultades, y lo que deben hacer es tener una agenda y un liderazgo, porque o si no, van al fracaso.

'Razones ideológicas'

—Este viernes, la ministra del Interior anunció medidas para la macrozona sur, pero reiteró que el estado de excepción no resuelve el problema de fondo. ¿Cómo lo ve?

Ahí está la confusión profunda de la ministra, porque si bien es cierto que el estado de excepción no basta y que hay que mejorar las condiciones investigativas, eso es ex post del delito. El plan anunciado por el Gobierno además de ser muy general, no tiene metas ni objetivos y tiene un pie cojo en materias preventivas.

—A su juicio, ¿el no decretar estado de excepción sigue siendo por una razón más bien ideológica?

Si bien Carabineros tiene la capacidad de hacer un trabajo preventivo, aquí hay una cosa de dotación. Es no hacerse cargo de una realidad y todavía no veo una razón técnica que pueda justificar que no pueda decretarse el estado de excepción. Entonces la única razón que queda es ideológica.

—Pero su gobierno se demoró en decretar un estado de excepción; de hecho, lo hizo a fines de su administración.

Había una inseguridad respecto a si el Congreso lo iba a renovar una vez presentado. Yo no estaba en el gobierno, pero recuerdo que ayudó mucho a que se tomara la decisión luego que se hiciera la consulta ciudadana en la Región de La Araucanía.

—Mientras tanto, el subsecretario del Interior anunció urgencias legislativas en temas de seguridad, ¿cómo lo ve?

Estoy de acuerdo en que hay que poner urgencia en la ley de inteligencia, pero se le olvidan los proyectos de ley que son más urgentes como el del robo de madera y el de usurpación. Hay una actitud permanente de sacar el cuerpo de aquellas materias que son el talón de Aquiles de la macrozona sur.

—Asimismo el Gobierno anunció una inversión de 5.500 millones de pesos para la compra de equipamientos en seguridad. ¿Es una medida que va en la dirección correcta?

Es una medida que va en la dirección correcta, el único problema que una inversión de 5.500 millones demora varios meses en ser ejecutada. La urgencia es hoy día. Me parece correcto, pero es una solución a mediano plazo.

—La titular de Desarrollo Social dijo que habían aumentado en un 400% los casos de violencia en el sur con el estado de excepción, pero hizo una comparación entre 2017 y 2021. ¿Hubo mala fe?

La ministra de Desarrollo Social, con mucho respeto, debe referirse con más precisión a los hechos que tienen que ver con estas materias.

—¿Concuerda con el exintendente de La Araucanía y hoy diputado, Andrés Jouannet, que dijo que hay personas de este Gobierno que miran la violencia desde un edificio en la Plaza Ñuñoa?

Concuerdo, pero es más grave de lo que él dice. Aquí hay un problema más de fondo, un problema ideológico. Parte importante del Frente Amplio y el Partido Comunista tiene una relación ambigua respecto al uso legítimo de la fuerza por parte de organismos del Estado y, por otro lado, a la confusión permanente de que los delincuentes son víctimas de un modelo social injusto.

—El delegado presidencial señaló que recién con la nueva Constitución se puede continuar con el diálogo en La Araucanía. ¿Se puede esperar?

Eso es gravísimo. Está condenando a un sector importante de la población chilena a una especie de tierra de nadie para efectos de los próximos cuatro meses.