TASA DE PARTICIPACIÓN LABORAL FEMENINA Y NIVEL EDUCACIONAL

En 2021, la tasa de participación de las mujeres cayó a 46%, lo que implica un retroceso de casi una década en participación femenina en el mercado del trabajo. De no haber ocurrido la violencia subversiva y la pandemia es probable que en 2021 la tasa de participación ya estuviera cercana a 54%.

En mujeres con menor escolaridad se observa la mayor caída en la participación laboral

La participación laboral se correlaciona con el stock de capital humano. Así como en 2017 las mujeres que tenia sólo educación básica incompleta tenían una participación de 42,1%, dicha cifra cayó hasta 33,2% en 2020, lo que implica un retroceso de 9 puntos porcentuales. De hecho, tal como se observa en el siguiente cuadro, es la mayor caída en participación para todas las categorías educacionales.

En el otro extremo están las mujeres con educación superior completa, donde la tasa de participación en 2017 era de 83,9% y bajó a 80,1% en 2020. Un retroceso de solo 3,1 puntos porcentuales.

De esta manera, se reafirma la relevancia del stock de capital humano para enfrentar crisis económicas, por lo cual debe reforzarse la política pública que reduzca la deserción educacional.