LA IMPORTANCIA DE MONITOREAR Y EVALUAR LOS PROGRAMAS DEL ESTADO

Con el fin de mejorar la calidad de la oferta de los programas del Estado, la Subsecretaría de Evaluación Social del Ministerio de Desarrollo Social y Familia (MDSyF) y la División de Control de Gestión de Dipres presentaron los resultados del monitoreo y evaluación de los programas vigentes al año 2020. Esta iniciativa busca promover un Estado más eficiente y que a través de este proceso permita mejorar el gasto público en mejores programas.

Los resultados de este proceso son insumos fundamentales para la formulación del Presupuesto 2022 y para el rol coordinador de la política social que cumple el MDSyF.

Tanto para los programas sociales como los no sociales se evaluaron las siguientes dimensiones:

  1. Eficacia, se evalúa la capacidad de resolver el problema que motivaron la implementación.
  2. Eficiencia, que el objetivo del programa deba lograrse al mínimo costo posible.
  • Focalización, llegar a quienes más lo necesitan.

Desde el año 2012 se observa un creciente aumento de los programas, de 478 a 684 entre 2012 y 2020. No obstante, gran parte de esto corresponde a una mejor identificación de las acciones ejecutadas por el Estado (Gráfico 1).

Durante el año 2020 se revisaron 684 programas, de los cuales, 469 (69%) corresponden a programas sociales y 219 (31%) a oferta programática no social. Durante este proceso se permitió reportar que 357 programas se vieron afectadas por la situación sanitaria.

Resultados

  1. Eficacia, 277 programas cumplen con la información para analizar su cumplimiento, de los cuales, 53 presentan mejoras y 57 un empeoramiento significativo.
  2. Eficiencia, de los 680 que presentaron información para evaluar, 560 programas tienen una ejecución presupuestaria dentro del rango.
  • Focalización, 638 programas reportan criterios de focalización, de los cuales, 561 no son criterios nuevos de focalización, 73 presentan criterios nuevos que no tienen problemas y 4 tienen problemas en los criterios nuevos.

Según la Coordinadora del Programa de Pobreza, Vivienda y Ciudad de LyD, Paulina Henoch, “este tipo de iniciativas permite identificar los elementos de la oferta programática que pueden mejorar y así, avanzar hacia una asignación más eficiente de los recursos fiscales”.