DIAGNÓSTICO INTEGRAL DE APRENDIZAJES: MALOS RESULTADOS DEL EFECTO DE LA PANDEMIA EN LOS ALUMNOS

Se dieron a conocer los resultados del Diagnóstico Integral de Aprendizaje de la Agencia de Calidad de la Educación de Mineduc. Esta medición es muy importante, ya que es la primera evaluación que se realiza y determina el nivel aprendizaje perdido por los alumnos durante la pandemia. Tiene como finalidad es orientar la toma de decisiones pedagógica para que los establecimientos educacionales y docentes planifiquen y orienten las acciones que requieren sus estudiantes.

En lenguaje se evalúan los contenidos de los alumnos entre segundo básico y cuarto medio, matemática de tercero básico a cuarto medio y desarrollo socioemocional de primero básico a cuarto medio. En total, fueron evaluados 1.800.000 alumnos de 6.943 establecimientos. De los cuales, un 59% son públicos, 37% subvencionados y 4% privados.

Resultados: se evidencia un gran impacto negativo en el aprendizaje

A pesar de que la medición solo consideró el currículo priorizado, los resultados muestran un importante retroceso en el aprendizaje en todos los estudiantes, afectando mayormente a los de menor nivel socioeconómicos.

En lenguaje, los niños entre sexto básico y cuarto medio no alcanzan el 60% de los conocimientos esperados. La reflexión en la habilidad lectora desde tercero básico en adelante solo tiene un 60% de logro. Si bien los estudiantes entre segundo y cuarto básico superan el 80%, es preocupante, dado que pequeñas diferencias en el aprendizaje temprano se acentúan para los años posteriores.

Mientras que, en matemáticas los resultados son más bajos desde sexto básico. El curso con peor desempeño es segundo medio que en promedio logró un 27% del aprendizaje. En matemáticas, hay más de 10 puntos porcentuales de diferencia entre los alumnos de baja y alta vulnerabilidad.

También se midió el desarrollo emocional de los alumnos, los niños necesitan estar bien para aprender. Se observa que un 55% de los alumnos declara sentirse “aburrido”, 40% “mal genio” o “enojado” y un 54% “con menos ganas de hacer cosas”. También se evidencia que gran parte de los estudiantes quiere retomar actividades relacionadas al ambiente escolar.

Reflexiones

Este tipo de iniciativas genera información valiosa no solo para determinar a los alumnos con el mayor retraso, sino focalizar y orientar la política educacional hacia ellos. Si bien es muy positivo todas las iniciativas que se han anunciado para recuperar y nivelar a los alumnos más rezagados, en la medida que las condiciones sanitarias lo permitan, para apoyar aún más el proceso educativo es necesario avanzar en la apertura de los establecimientos educacionales, especialmente los de nivel socio económico más vulnerable.