PROYECTO DE RESOLUCIÓN Y RETIRO DE FONDOS: EN CONTRA DEL PROPÓSITO DE GENERAR MEJORES PENSIONES

La Cámara de Diputados aprobó ayer un proyecto de resolución -impulsado por los diputados Sepúlveda, Hernando, Velásquez, Mellado y Bianchi- con el propósito de que el Presidente de la República inicie la tramitación de un proyecto de ley para modificar transitoriamente el Decreto Ley N° 3500 (“DL 3500”) que establece el sistema de pensiones.

En concreto, el proyecto de resolución sugiere que, durante la vigencia del estado de excepción constitucional de catástrofe, se permita a las personas -que demuestren no haber percibido ingresos durante treinta días consecutivos- retirar de su cuenta individual un monto equivalente al 80% del promedio mensual de sus ingresos del año 2019. Dicho proyecto de resolución contó con 70 votos favorables, 32 abstenciones y 12 rechazos.

John Henríquez, abogado del Programa Legislativo de Libertad y Desarrollo, explica que “un proyecto de resolución es diferente a un proyecto de ley puesto que, tanto sus propósitos como sus efectos, son distintos. Los parlamentarios que promovieron este proyecto de resolución lo hicieron en atención a que esta materia, de acuerdo a la Constitución vigente, es de iniciativa legal exclusiva del Presidente de la República. Los parlamentarios, por lo tanto, no pueden iniciar la discusión de proyectos de ley en materias de seguridad social (a pesar de que hemos sido testigos como esa norma se vulnera una y otra vez tanto en la Cámara como en el Senado, lo que resulta inaceptable). Un proyecto de resolución, en tanto, es una proposición -sobre temas de interés general- que pueden realizar entre 1 y 10 diputados para obtener un pronunciamiento de la Cámara de Diputados. Los últimos 10 proyectos de resolución que ha conocido la Cámara dicen relación, directa o indirectamente, con los efectos derivados del Covid-19, lo que da cuenta del interés que tiene la Cámara en los efectos de esta pandemia”.

Si bien el proyecto de resolución en lo formal se encuadra dentro de las atribuciones que tiene la Cámara de Diputados, llama profundamente la atención el fondo de la propuesta, y el apoyo que ella concita incluso en algunos parlamentarios del oficialismo. Henríquez afirma que “la idea de los parlamentarios pareciera estar inspirada en una propuesta efectuada por la AFP Uno realizada a fines del mes pasado, propuesta que adolece de una serie de defectos y que en el mediano y largo plazo constituye una mala idea. Ello pues el retiro hoy de fondos de las cuentas de ahorro para la pensión, con fines diversos como proponen los parlamentarios que suscribieron el proyecto de resolución, es contradictorio con el propósito de generar mejores pensiones, objetivo en el que se asumía había un acuerdo transversal en la clase política. Además, omite la existencia de instrumentos más adecuados a los fines perseguidos como lo es el seguro de cesantía al que pueden acceder las personas que se han visto afectadas por la pandemia. Por su parte, se han aprobado por el propio parlamento una serie de mecanismos para ayudar a las familias y emprendimientos que se encuentran en dificultades debido a la contingencia, discusiones en las que el Congreso ha sido parte activa, de manera que llama la atención que insistan en instrumentos que solo harán más compleja la vejez de muchos chilenos.

Finalmente, Henríquez recuerda que “en las últimas semanas diversos parlamentarios han presentado proyectos de ley con propósitos similares. Dichos proyectos, además de vulnerar la iniciativa legislativa exclusiva presidencial, generan falsas expectativas en la población y profundizan la falta de confianza en las autoridades políticas. Lo que se debe hacer es, tal como se ha hecho, inyectar liquidez en los hogares a través de transferencias directas y no mediante el uso de los fondos destinados a la vejez. Los ahorros de las personas destinados a solventar los gastos de la vejez deben destinarse exclusivamente a dicho fin”. Asimismo, advierte con preocupación que la pandemia está siendo utilizada como una excusa por muchos parlamentarios de oposición para continuar erosionando el sistema de capitalización individual en perjuicio de los propios cotizantes. A modo ejemplar, recuerda el reciente anuncio por parte de algunos senadores de oposición de la presentación de una iniciativa en el Senado que busca eliminar a las AFP y nacionalizar fondos de pensiones. Otra mala idea más que viene a sumarse a una suerte de vorágine populista al efecto en el Congreso.