PROHIBICIÓN DE DESPIDOS: PUNTOS A CONSIDERAR ANTE LA SITUACIÓN ACTUAL DEL PAÍS

Ante la idea planteada en la Comisión del Trabajo del Senado ayer miércoles 18 de marzo relativa a establecer una restricción -o prohibir- el despido por necesidades de la empresa en la actual situación que enfrenta nuestro país a raíz de la pandemia de Covid-19 y la declaración de Estado de Catástrofe, sumado al ingreso de una moción parlamentaria patrocinada por la diputada Vallejo que persigue dicho objetivo, es del caso señalar que esta medida NO es adecuada ni recomendable, y terminará causando efectos muy perjudiciales para la economía y los trabajadores a quien se busca proteger. Ello pues:

  1. Supone el desconocimiento absoluto de la realidad económica que las empresas enfrentan y enfrentarán en los próximos días como consecuencia del cierre de los mercados, las restricciones que pueden imponerse en virtud de la emergencia y las limitaciones al comercio.
  2. Provocará un problema serio de liquidez y en otros casos la posible quiebra/liquidación de empresas debido a la imposibilidad de mantener el pago de remuneraciones de la totalidad de sus trabajadores, situación especialmente grave para las PYMES, así como para aquellas empresas que deben paralizar faenas u obras como consecuencia directa o indirecta de la emergencia. La quiebra / liquidación de una empresa provocaría perjuicios mayores al afectar a un grupo mayor de trabajadores que los eventualmente perjudicados por los posibles despidos, y constituirá un desincentivo a la contratación temporal en caso de requerirse.

En consideración a lo anterior, prohibir u obstaculizar los despidos constituye una medida populista que solo contribuirá a empeorar la situación general de la economía y de los trabajadores. Las recomendaciones para hacer frente a esta situación, buscando un mayor equilibrio en la protección de trabajadores y empleadores, debieran canalizarse por otras vías.

VER MINUTA COMPLETA