FRENTE A REDUCCIÓN DE TASA DE INTERÉS POR PARTE DEL BC

Ayer, en una sesión especial de Política Monetaria, el Consejo del Banco Central de Chile acordó reducir la tasa de interés de política monetaria en 75 puntos base, llegando a 1%, además de implementar medidas adicionales orientada a un buen funcionamiento del mercado financiero.

Esta decisión se suma a la adoptada por los principales bancos centrales del mundo, en especial la de la Reserva Federal de Estados Unidos, que dejó su tasa en 0%.

Como explica el Economista Senior de LyD, Tomás Flores, los episodios en donde se produce una disrupción critica de la actividad economía, como fue la crisis subprime y la quiebra del banco Lehman Brothers o en el evento actual de propagación del Covid-19, se caracterizan por un aumento sustancial de la demanda por liquidez, la cual debe ser satisfecha por el Banco Central. “Así lo entendió la Reserva Federal y nuestro ente emisor y procedieron a reducir sustancialmente la tasa de política monetaria, al mismo tiempo que anunciaron su disponibilidad para adoptar medidas adicionales de liquidez de ser necesario”, agrega el economista.

Frente a esto, el economista de LyD, Felipe Berger, dice que es importante que la decisión adoptada por el ente emisor no pierda de vista que la articulación de la Política Monetaria debe ir en concordancia con la trayectoria esperada del rango meta inflacionario para el presente año, misión principal del BCCh.

Según Tomás Flores, es evidente que este estímulo monetario no será suficiente para neutralizar la sustancial caída de la venta de servicios, como el de transporte aéreo, por lo cual no debe sorprendernos que la política fiscal también salga al rescate de las empresas que están siendo afectadas por esta crisis. “No debiera sorprendernos que al igual que en 2008 para la crisis subprime, los gobiernos tomen medidas sobre todo para ayudar a determinadas industrias, tal es el caso del transporte aéreo, de manera tal de entregar ayuda a fin de que estas industrias no caigan en quiebra”, concluye.