¿CUÁLES SON LAS NORMAS DE PROPAGANDA ELECTORAL APLICABLES AL PLEBISCITO DE ABRIL?

El artículo 130 de la Constitución Política de la República, incorporado por la Ley N° 21.200, regula la propaganda electoral para el plebiscito de abril de 2020 y remite expresamente a determinadas normas de la Ley N° 18.700, Orgánica Constitucional sobre Votaciones Populares y Escrutinios, para complementar dicha regulación. Entre las normas que enumera se encuentra el párrafo sexto del Título I de dicha Ley, el cual se titula “De la Propaganda y Publicidad”. De esta manera, la normativa aplicable al plebiscito de abril de 2020, en lo relativo a la propaganda electoral, se puede resumir de la siguiente manera:

1. ¿Qué se entiende por propaganda electoral?

1.1 Definición de Propaganda: Todo evento o manifestación pública y la publicidad radial, escrita, en imágenes, en soportes audiovisuales u otros medios análogos, siempre que promueva a una o más personas o partidos políticos constituidos o en formación, con fines electorales. En el caso de los plebiscitos, se entenderá por propaganda electoral aquella que induzca a apoyar alguna de las proposiciones sometidas a consideración de la ciudadanía. Dicha propaganda sólo podrá efectuarse en la oportunidad y la forma prescritas en esta ley.

1.2 No se entenderá como propaganda electoral:

2. La difusión de ideas o de información sobre actos políticos realizados por personas naturales.

3. Actividades que las autoridades públicas realicen en el ejercicio de su cargo.

4. Actividades habituales no electorales propias del funcionamiento de los partidos políticos constituidos o en formación.

2. Prensa escrita y radioemisoras

Las empresas periodísticas de prensa escrita y las radioemisoras podrán publicar o emitir la propaganda electoral que libremente contraten, pero no podrán discriminar en el cobro de las tarifas entre las proposiciones de plebiscito.

Plazo: Entre 60 y 3 días antes del plebiscito, ambos días inclusive.

3. Televisión

3.1 Canales de televisión de libre recepción: Deberán destinar gratuitamente 30 minutos diarios de sus transmisiones a propaganda electoral. Deberán dar expresión a las 2 opciones contempladas en cada cédula, conforme a un acuerdo que adoptará el Consejo Nacional de Televisión y que será publicado en el Diario Oficial, dentro del plazo de 30 días contados desde la publicación de la convocatoria al plebiscito nacional, respetando una estricta igualdad de promoción de las opciones plebiscitarias.

Plazo: Entre 30 y 3 días antes del plebiscito, ambos días inclusive.

3.2 Servicios limitados de televisión, cines y salas de exhibición de videos: No podrán, en caso alguno, transmitir propaganda electoral.

4. Propaganda en lugares físicos

4.1 En lugares públicos: Aquellos lugares que conforme a la Ley General de Urbanismo y Construcciones pueden ser calificados como plazas, parques y otros espacios públicos, y que estén expresamente autorizados por el Servicio Electoral (Servel) para ello. 

Podrá realizarse propaganda por carteles que no superen los 2 metros cuadrados, y por activistas o brigadistas en la vía pública, mediante el porte de banderas, lienzos u otros elementos no fijos. No podrá realizarse propaganda aérea mediante aeronaves u otros elementos de desplazamiento aéreo.

Plazo: Entre 30 y 3 días antes del plebiscito, ambos días inclusive. 

Excepción: Activistas o brigadistas en vía pública, que podrán hacerlo entre 60 y 3 días antes del plebiscito, ambos días inclusive.

4.2 Lugares privados: Podrá realizarse en ellos propaganda electoral mediante carteles, afiches o letreros, siempre que se cuente con la autorización escrita del propietario, poseedor o mero tenedor del inmueble en que se encuentra y que el afiche o cartel sea de máximo 6 metros cuadrados.

Plazo: Entre 30 y 3 días antes del plebiscito, ambos días inclusive.

4.3 Bienes de propiedad privada destinados a servicios públicos o localizados en bienes de uso público: Se prohíbe realizar propaganda electoral en ellos. Son tales como vehículos de transporte de pasajeros, paradas de transporte público, estaciones de ferrocarriles o metro, o postes del alumbrado, del tendido eléctrico, telefónicos, de televisión y otros de similar naturaleza.

5. Divulgación de resultados de encuestas relativas a plebiscito

Solo se podrán divulgar resultados de encuestas de opinión pública hasta el décimo quinto día anterior al del plebiscito.

6. Inicio de la propaganda relativa al plebiscito nacional del 26 de abril de 2020

El miércoles 26 de febrero recién pasado se dio inicio al periodo de propaganda electoral para el Plebiscito Nacional que se llevará a cabo el día 26 de abril. El Servel ha precisado que “la propaganda podrá realizarse en lugares públicos por medio de “activistas o brigadistas mediante el porte de banderas o lienzos u otros elementos no fijos, entrega de material impreso u otro tipo de objetos informativos (los lugares públicos tienen que ser debidamente autorizados por la misma entidad, esto es, el Servel). 

También podrán utilizarse lugares privados para realizar propaganda por medio de letreros, carteles, “palomas”, etc. que no superen los 6 metros cuadrados. Dichos lugares solo deben contar con la autorización del “propietario, poseedor o mero tenedor del inmueble”.

La propaganda en medios de prensa escrita, electrónica y radioemisoras también se inició este miércoles 26, mientras que las Franjas Electorales (propaganda televisiva) se iniciarán el 27 de marzo. Según determinó el TRICEL, los partidos políticos tendrán que destinar 1/3 del tiempo asignado para que hagan propaganda organizaciones sociales, las que pueden inscribirse hasta el 6 de marzo.

7. Rol de funcionarios públicos

En estos periodos suelen haber polémicas o malentendidos de lo que pueden o no hacer los empleados públicos. Al respecto, la Contraloría General de la República con fecha 26 de febrero emitió el Instructivo Nº 5.210 para las autoridades, jefaturas y funcionarios públicos. 

El instructivo señala que el Presidente de la República debe limitarse a su rol de llevar a cabo este proceso y no emitir preferencia por alguna opción. También señala que los funcionarios públicos, cualquiera sea su cargo o jerarquía no pueden intervenir o promover en campañas relativas a alguna postura en el plebiscito. 

De la misma forma no se pueden destinar recursos públicos (bienes fiscales o municipales, vehículos estatales, etc.) para las campañas por alguna opción en el plebiscito. Tampoco se pueden utilizar los medios de información institucionales (redes sociales, páginas web) para estos fines.

Sin embargo, fuera de la jornada de trabajo y con recursos propios, los funcionarios públicos pueden emitir libremente su opinión y participar de actividades de esa naturaleza.

8. Financiamiento

Al respecto del financiamiento de las campañas del plebiscito, ya sean apruebo o rechazo, la Ley N° 21.200 que modifica el capítulo XV de la Constitución y permite la realización del plebiscito para una nueva Constitución establece que la Ley 18.603 sobre Partidos Políticos regirá en sus capítulos I, V, VI, IX, X para este proceso eleccionario. Precisamente el capítulo V habla sobre financiamiento y en cuanto a esto el Servel con fecha 27 de enero del año en curso dictó el instructivo N° 96 aplicable a los partidos políticos relativo al financiamiento que reciban en el periodo de campaña relativo a las opciones que serán objeto del plebiscito. Dicho documento establece que los partidos políticos solo podrán recibir aportes en dinero de personas naturales, con un máximo de 300 uf si no están afiliadas al partido y 500 uf si es que están afiliadas. Los partidos no podrán recibir aportes de ninguna naturaleza de personas jurídicas, y solo pueden percibir ingresos de origen nacional. El instructivo no establece límite para las donaciones en especies realizadas por personas naturales. Tampoco establece limite al gasto.

Conforme a la Ley N° 18.700 no constituye propaganda electoral la difusión de ideas o de información sobre actos políticos realizados por personas naturales.  Así, por aplicación de dicha norma, las personas naturales quedan excluidas de la regulación y de las limitaciones pertinentes.