NUEVO MARCO MUESTRAL DE LA ENCUESTA NACIONAL ANOTA ALZA EN EL DESEMPLEO

 

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer la tasa de desocupación nacional correspondiente al trimestre noviembre-enero de 2020, la cual se ubicó en 7,4% a nivel nacional, 0,4 puntos porcentuales (pp.) mayores al trimestre móvil anterior. En 12 meses, a su vez, hay un incremento de 0,6 puntos porcentuales.

“Este resultado es mejor al esperado por el mercado. Si bien se observa un incremento sobre el desempleo, es importante precisar que, en esta ocasión, se produce un ajuste en el marco muestral de la base de datos en la encuesta nacional de empleo”, explica el Economista de LyD, Felipe Berger. Dicho ajuste incorpora los efectos migratorios, además de los resultados demográficos del Censo abreviado de 2017. Por tal motivo la institución realizó una corrección de los datos desde 2010 a la fecha.

Analizando los datos, con el nuevo marco muestral se tiene que la tasa de desocupación se incrementa 0,3 puntos porcentuales respecto a diciembre de 2019, y a 12 meses lo hace en 0,3 pp. De esta manera, se registró un incremento anual de la Fuerza de Trabajo de 2,5%, 0,1 punto porcentual mayor a lo observado en las últimas seis encuestas, de 2,4% en promedio. Los ocupados, por su parte, crecieron en 2,1%, 0,4 puntos porcentuales menor a lo observado en las últimas 6 encuestas.

A nivel regional, la tasa de desocupación de la Región Metropolitana fue de 8,0%, 0,4 puntos porcentuales mayor en 12 meses. La tasa de desocupación regional más elevada se observó en la región de Valparaíso con 8,1%, seguido de las regiones Metropolitana y Coquimbo con 8,0% respectivamente. En contraste, las regiones con menor desempleo fueron Aysén, con 3,5%, y Magallanes, con 3,6%.

Tal como se indicó previamente, para el trimestre móvil noviembre-enero se entregaron datos, actualizando la serie de tiempo con respecto a los datos censales del año 2017. Cabe hacer presente que el antiguo marco muestral de la encuesta tomaba como referencia los datos del Censo de 2002. Los problemas que implica tener una serie de tiempo no actualizada, se pueden resumir en tres puntos: poca representatividad de la población estadística, sub representatividad de la población migrante en el mercado laboral y por último resultados que discrepan con los registros administrativos, asegura Berger.