IMACEC: NADA NUEVO BAJO EL SOL

El Banco Central dio a conocer el IMACEC para octubre de 2014 el cual registró otro mes de pobre desempeño, con una variación de apenas 1,5 % en comparación con igual mes del año anterior. Este registro es prácticamente igual al de septiembre, el cual había cerrado el peor trimestre desde 2009 cuando el producto se expandió tan solo un 0,8%.

De esta forma, el indicador mensual de actividad se sitúo en línea con las moderadas expectativas del mercado, las cuales se ubicaban en torno al 1,5%, considerando el pobre desempeño de los indicadores de comercio y producción minera del INE conocidos a fines del mes pasado.

“Con este nuevo resultado mensual, aunque algo mejor que el de los últimos 3 desastrosos meses,  ni siquiera se alcanza una expansión del 2% en lo que va del año. De hecho, con un crecimiento que probablemente se mantenga relativamente débil y estable en torno al 1,5%, tal como sugiere la variación trimestral anualizada, se cerraría el año con una aumento del PIB de apenas 1,7%", asegura Francisco Klapp, investigador del Programa Económico de LyD. "En cuanto a 2015, la situación externa podría darnos una mano, cosa que ya está haciendo, después de todo la demanda interna decrece en lo que va del año y no así el PIB, esto a luz de la mejora en los términos de intercambio pese a menor precio del cobre de las últimas semanas”, agrega el economista.

Este resultado es solo 0,1 puntos porcentuales mayor a la expansión del mes anterior en 12 meses, y 1,1 puntos menor que el entregado el mismo período un año atrás, con lo que ya se hace más evidente que la base de comparación en 12 meses es bastante débil.

Con respecto a la serie desestacionalizada, ésta resultó bastante similar a la serie sin correcciones, con un crecimiento  de 1,4% en comparación con igual mes de 2013, que contaba con el mismo número de días hábiles. Mientras que con respecto al mes anterior el indicador crece en un 0,4%.

Como se mencionó, un elemento a considerar es el análisis de la velocidad del IMACEC (comparación de promedios trimestrales  consecutivos desestacionalizados  y anualizados) respecto al mes precedente, el cual nuevamente aporta antecedentes adicionales sobre la incapacidad de la economía para repuntar, pero que en el margen al menos sugiere estabilidad y no mayor caída. Esto pues el valor para octubre, es de un 1,5%, solo algo por encima de los últimos seis meses.

En este contexto, el Banco Central optó en noviembre por mantener  la Tasa de Política Monetaria (TPM)  en un 3,0%, en línea con lo que adelantaban diversas encuestas, esto en un contexto de expectativas de inflación aún fuertemente ancladas en 3,0% para el horizonte relevante, sumado a  una eventual rápida convergencia de la inflación producto de una demanda interna que no crece y la conocida caída en el precio del crudo. Elementos que de acuerdo al mercado incluso podrían llevar a que hubiera una nueva rebaja de la TPM a comienzos del 2015.