VOTACIÓN EN PARTICULAR DEL PROYECTO QUE MODIFICA EL SISTEMA ELECTORAL BINOMINAL

Importantes cambios se produjeron en la discusión en particular del boletín N° 9326-07 que sustituye el sistema electoral binominal. En el marco de la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia se discutieron las indicaciones presentadas tanto por el Ejecutivo como por parlamentarios que permitieron el despacho del proyecto que instaura un sistema estrictamente proporcional para las elecciones parlamentarias, un sistema de cuotas para la participación política femenina, y medidas que introducen modificaciones en los requisitos de constitución y disolución de partidos. Respecto del cuerpo general (comentado anteriormente en http://www.lyd.com/centro-de-prensa/noticias/2014/07/jorge-ramirez-las-cuotas-y-las-fracturas-a-la-representacion/), las indicaciones más relevantes aprobadas en la comisión son aquellas relacionadas a la eliminación de subpactos electorales, la aprobación  del voto por lista, y la incorporación de fotografías en la papeleta electoral.

Para el investigador del Programa Sociedad y Política de LyD, Jorge Ramírez, dentro del conjunto de indicaciones aprobadas, destaca en primer lugar la eliminación de subpactos electorales. "La existencia de subpactos permitía un margen de maniobra política para coaliciones amplias con el objetivo de dar forma a reequilibrios políticos a nivel interno. En segundo término, desde el punto de vista de la ingeniería electoral, la existencia de subpactos permite que a partir de las subagrupaciones entre partidos, determinados bloques dentro de un pacto puedan maximizar su performance electoral", explica. En definitiva, se trata de una discusión estrictamente instrumental que no implica cambios significativos desde el punto de vista del régimen electoral.

Una indicación aprobada que sí implica un impacto mayor es aquella que permite la coexistencia de un voto por lista y de un voto individual por candidato. Ramírez asegura que esta es una medida que en principio permitiría fortalecer el rol de las coaliciones, sin embargo, esto se cumpliría cabalmente si acaso se tratara de una modificación orientada al establecimiento de una elección estricta por lista cerrada, como sucede en una serie de países de la experiencia comparada. Por el contrario, en Chile se ha optado por la votación bajo modalidad de lista abierta, permitiendo mayores niveles de identificabilidad electoral y responsabilidad individual entre representante y elector gracias al voto personalizado. "Con el esquema aprobado se introducirán mayores niveles de complejidad y confusión en el proceso eleccionario por parte de los votantes (potencial aumento de votos nulos), sin obtener grandes resultados en términos de mayor fortalecimiento de las coaliciones más allá de que aparezca el nombre de la coalición en la papeleta", admite el cientista político.

En lo que respecta a la aprobación de la indicación que permite la aparición de fotografías en la papeleta electoral, para Ramírez parece una medida correcta en cuanto facilita la identificación y el reconocimiento del candidato por parte del elector.