JOSÉ RAMÓN VALENTE: “AFP ESTATAL ES UNA MALA POLÍTICA… UNO TIENE QUE DENUNCIARLA”

REPRODUCIMOS LA ENTREVISTA A JOSÉ RAMÓN VALENTE, CONSEJERO DE LYD, EN DIARIO FINANCIERO.

Distintos actores avalan el actual sistema de capitalización individual y defienden la gestión hecha por las administradoras de fondos, sin embargo no todos concuerdan en que aumentar el porcentaje de cotización sea la única o la mejor manera de potenciar el sistema y elevar las pensiones. Uno de ellos es José Ramón Valente quien comenta que lo principal es incentivar el ahorro voluntario.

Pero el economista también dispara en contra de la 
AFP estatal, dice que es una mala política y que es necesario denunciarla, particularmente por considerar que el mal uso de recursos estatales al final va en desmedro de aquellos que se pudieron haber utilizado en otras necesidades.

- ¿Cuál es su diagnóstico respecto del actual sistema de pensiones?

-Yo creo que el sistema de pensiones, desde el punto de vista de quienes han participado contribuyendo al sistema de AFP, ha dado los resultados que se habían esperado y mejores. El problema es que hay un porcentaje bastante importante de la población que de alguna manera ha estado participando muy lateralmente, con un par de cotizaciones, o muy poca densidad de éstas, y para ese grupo -que son trabajadores independientes o mujeres que han ingresado por un período muy limitado de tiempo- de alguna manera se están pidiendo resultados que es imposible que se den.

-¿Qué opina de las propuestas que han llegado hasta la comisión Bravo respecto del sistema de pensiones?

-Yo creo que han surgido cosas interesantes, a mí me parece particularmente relevante la propuesta de la Asociación de AFP de incentivar más a la gente en lugar de obligarla a postergar la edad de jubilación.

- ¿Ustedes son de la idea de que hay que aumentar el porcentaje de cotización?

-Es complejo tomar la decisión, si me preguntas 
a mí, yo prefiero que avancemos más bien hacia incentivar el ahorro voluntario, 
y no necesariamente a 
aumentar el porcentaje de cotización.

También creo que la densidad de cotizaciones de las personas, el número de meses que cotiza la gente y quiénes son los que cotizan son más urgentes que el monto que se cotiza.

AFP estatal y el conflicto de interés

-A su juicio, ¿la AFP estatal legitima el actual sistema de AFP como han dicho algunos?

-Es una mala política, aunque aparentemente sea inofensiva, uno tiene que denunciarla, porque el mal uso de recursos estatales siempre va en desmedro de recursos que pudieron haber utilizado mejor en otras necesidades.

Además, el proyecto señala que la AFP estatal va a operar con las mismas reglas que las otras administradoras, pero acto seguido, cuando se trata de las normas de inversión, no va a estar afecto a las limitaciones que tienen las AFP actuales respecto de la inversión en personas relacionadas, ese aspecto a mí me parece crucial.

-¿Ahí se podría dar un conflicto de interés?

-Ahí hay un obvio conflicto de interés. El tema de limitar las inversiones con empresas relacionadas, por ejemplo, fue clave en la discusión que llevó a que los bancos no pudieran entrar finalmente al negocio de las AFP, y es justamente el tema que uno no quiere, que un jefe o alguien en la misma organización que tenga poder sobre el gerente de inversiones y le dé instrucciones de cómo invertir los recursos. Por ejemplo, estuve en contra de que los bancos entraran al negocio de AFP, porque me parecía complejo que ante una crisis viniera el gerente de un banco y le dijera al gerente de su AFP, compra este instrumento financiero o cómpramelo a mí, de la misma forma me parece totalmente inadecuado que ante una necesidad del gobierno, el ministro de Hacienda tome el teléfono y llame al gerente de la AFP estatal y le diga compre los bonos de ENAP, de Codelco, o de la Tesorería, porque necesitan financiamiento.

- ¿O sea entraría a competir con privilegios?

-Yo creo que la AFP estatal, desde el punto de vista de la competencia con las otras AFP, potencialmente siempre va a estar privilegiada. Y por lo que hemos conocido hasta ahora, la administradora estatal podría aumentarse el capital sin pasar por el Congreso, y eso lo que hace, desde ya, es poner a la AFP estatal en una ventaja competitiva respecto de todas las otras AFP, porque puede perder plata, bajar comisiones y mantenerse en el mercado, y cuando tú sabes que cuando eso puede ocurrir, la posibilidad de dumping es muy grande. Si tú estás dispuesto a perder plata en un negocio donde los otros no tienen la plata para perder, obviamente están en una situación de desigualdad de oportunidades.