IMACEC: OTRO MODERADO RESULTADO PESE AL BUEN DESEMPEÑO DE LA MINERIA

El Banco Central dio a conocer el cuarto  IMACEC de 2014, que  registró una variación de apenas 2,3% en comparación con igual mes del año anterior. Se situó incluso algo por debajo de las relativamente moderadas expectativas tanto de la última Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central como de mediciones privadas, situadas entre 2,5% y 3% en 12 meses, dado los buenos resultados sectoriales de la minería conocidos a fines de mayo, los cuales de alguna forma se esperaba contrastaran el pobre desempeño de las manufacturas y el comercio.

“Tras este pobre nuevo resultado, el primer trimestre de 2014 acumula un crecimiento preliminar de apenas 2,6% versus igual periodo del año anterior. Pero más aún, en los últimos nueve meses se acumularía un crecimiento de tan solo 3,0%, el cual en gran medida se sostiene por una demanda externa que ha retomado algo más de dinamismo. De hecho, si no fuese por este impulso desde el resto del mundo estaríamos hablando de cifras incluso más moderadas”, comenta Francisco Klapp, investigador del Programa Económico de LyD.

Este resultado es 0,7 puntos porcentuales inferior al crecimiento en doce meses registrado el mes anterior, y 1,9 puntos porcentuales menor que el entregado el mismo período un año atrás.

"Con respecto a la serie desestacionalizada, ésta efectivamente resultó superior al mes anterior, aunque moderado,  con un crecimiento de 3,0% en comparación con igual mes de 2013, que contaba con un día hábil más", advierte el economista.

El resultado del mes se vio particularmente influido por el buen desempeño de la minería , la cual avanzó apenas un 5,6% en doce meses, a lo que se suma otro mes de pobres resultados en la manufactura (-4,2% en 12 meses),  los cuales fueron de alguna forma mitigados por el regular desempeño del comercio minorista que aún se mantiene, así como los buenos datos para servicios empresariales y personales.

Un aspecto a considerar es el análisis de la velocidad del IMACEC (comparación de promedios trimestrales  consecutivos desestacionalizados  y anualizados) respecto al mes precedente, el cual aporta antecedentes adicionales  sobre  la desaceleración que experimenta  la actividad económica nacional, que en el margen no da mayores señales de recuperación, aunque tampoco pareciese mostrar mayores caídas. Esto pues el valor para abril,  es de un 2,8%, tan sólo marginalmente menor del 3,0% de marzo, y en línea con lo obtenido en febrero,  pero por encima de los resultados del trimestre noviembre-enero cuando la economía sufrió su más abrupta pérdida de dinamismo.

En este contexto, el Banco Central optó en mayo por mantener nuevamente  la Tasa de Interés de Política, tras tampoco modificarla en abril, siempre considerando la existencia de  un mercado laboral que aún se mantiene relativamente estrecho, con una tasa de desocupación de 6,1% en el trimestre febrero-abril, aunque con creación de puestos de trabajo cuya composición ha ido pasando desde empleos asalariados a empleos por cuenta propia, lo que puede ser considerado una señal de menor dinamismo.

"Con esto, los pronósticos para el crecimiento real del producto en 2014, situados en torno a 3,2% parecerían  incluso algo elevados de no recuperarse el dinamismo en los próximos meses, lo cual no es respaldado por la información  hasta ahora disponible", señala Klapp.