ESTADO HA GASTADO US$ 822 MILLONES EN FONDO DE TIERRAS Y AGUAS INDÍGENAS 2000-2014

REPRODUCIMOS EL ARTÍCULO QUE HOY LLEVÓ EN PORTADA DIARIO PULSO.

El anuncio de un plan de desarrollo integral a La Araucanía, hecho ayer por la Presidenta Michelle Bachelet, fue seguido minuto a minuto desde Libertad y Desarrollo. El centro de estudio realizó un nuevo catastro de tierras, en el que se destaca que entre 2000 y 2014 el aumento del presupuesto total del Fondo de Tierras y Aguas Indígenas es de un 269%.

Esta cifra se traduce en que para este año los recursos llegan a $44.447 millones, mientras que en 2000 fueron $16.500 millones.

Las demandas y propuestas en materia indígena han marcado la agenda de los últimos días. Por un lado, debido a las promesas de la Presidenta Michelle Bachelet para los 100 primeros días que ya se encuentran en consulta, y por otro, debido a la exposición mediática que ha tenido el intendente de La Araucanía, Francisco Huenchumilla.

El sábado, en entrevista con El Mercurio, Huenchumilla aseguró que: “En La Araucanía no puede haber cientos de familias viviendo en una hectárea cuando al lado hay caballeros que tienen 2 mil”, agregando que “tienen que entender que deben entregar su fundo.

Estas palabras dieron pie al análisis de LyD. El documento afirma que: “El fundamento central de la Ley Indígena es la importancia que tendría la tierra para las comunidades y el conflicto por su propiedad ha generado incentivos perversos que han agudizado la violencia en la zona”. Con las cifras de 2014 la investigadora de LyD, Claudia Hernández concluye que “el Estado de Chile nunca antes había destinado tantos recursos fiscales a esta materia”.

“Se destaca que el Ejecutivo se haga cargo de la necesidad de cambios en la política indígena, aún cuando se desconocen los alcances del anuncio de cambio de política de tierras del Gobierno, si el objetivo es el aumento de compras de tierras a través del aumento del presupuesto ‘considerablemente año a año’, la experiencia ha demostrado que no es la solución a los problemas que los aquejan. Porque a pesar de los cuantiosos recursos utilizados en compra de tierras, esta no ha tenido un impacto en el mejoramiento de la calidad de vida de los pueblos indígenas, ni una disminución de hechos de violencia con connotación indígena relacionados con temas de demandas de propiedad”, comenta el estudio en relación a los actos vandálicos que se registran en la región de La Araucanía.

Para el centro de estudios es necesario que se evalúen los actuales “mecanismos e incentivos en materia de entrega de tierra; evitando comprar predios a comunidades que incurran en hechos de violencia o presiones indebidas ; y evaluar si resulta pertinente establecer criterios más restrictivos en materia de límites a la compra de predios”, concluye el informe en esta materia.

En el análisis también se evaluaron los puntos mencionados ayer por la mandataria en el acto realizado en La Moneda. Respecto a la mayor participación indígena remarcan que los representantes mapuches que han llegado a ocupar cupos parlamentarios han terminado defendiendo intereses partidarios.

Respecto a las propuestas de cambios a la institucionalidad sobre los pueblos originarios, LyD reconoce que a 20 años de lo que hoy conocemos es necesario repensar. Se hace urgente un cambio a la Conadi, dice el informe, dando paso a una Agencia de Desarrollo Indígena. En el caso de la creación de un ministerio, proponen una alternativa: una subsecretaría de Asuntos Indígenas.