MENOR DINAMISMO DE LA OCUPACIÓN, COHERENTE CON ESTACIONALIDAD DE MARZO

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer la cifra de desempleo correspondiente al trimestre móvil enero-marzo 2014, la cual aumentó considerablemente alcanzando un 6,5%.

Francisco Klapp, investigador del Programa Económico de LyD, explica que las cifras siguen exhibiendo un relativo buen dinamismo para las mujeres, aunque por debajo a lo observado en meses anteriores, con un crecimiento de la ocupación femenina de un 3,8% en doce meses. Este menor registro,  nos aleja de los niveles  históricos–aunque aún bajos al comparar con Latinoamérica y el mundo-  para la tasa de participación femenina (fuerza de trabajo/población de 15 años o más)  y la tasa de ocupación (ocupadas/población de 15 años o más) alcanzados durante el trimestre pasado, de 48,7% y 45,3%, que caen 0,2 y 0,3, respectivamente. Pese a estas menores cifras, no se deben adelantar conclusiones puesto que producto de la estacionalidad del mes marzo suele observarse un menor crecimiento tanto de la ocupación como de la fuerza de trabajo con respecto al trimestre anterior.

Respecto del trimestre móvil anterior, la Fuerza de Trabajo cayó un 0,3%, mientras que la  Ocupación retrocedió un 0,6%,  lo que aparece especialmente influido por la agricultura acorde con el fin de los meses de verano.

En doce meses, el resultado estuvo influido por un crecimiento de la ocupación, de un 2,1%, por debajo del crecimiento de la fuerza de trabajo de 2,4%, lo que explica el aumento de 0,1 puntos porcentuales en la tasa de desempleo versus igual trimestre del 2013.

Es así como en doce meses se crearon 165.270 empleos, mostrando algo de menor dinamismo que el mes anterior, pero en línea con la segunda mitad del 2013.

En términos de calidad de empleo, los resultados son algo más mixtos que lo visto en los últimos años. En doce meses se crearon apenas 50.1100 empleos asalariados, lo que  representa un aumento de apenas 0,9% con respecto al mismo mes del año anterior, bastante por debajo de lo observado en los últimos meses. En cuanto a los indicadores de empleo asalariado, 86,2% declaró contar con contrato escrito, 0,1 puntos por encima del mismo trimestre del año anterior, mientras que los asalariados con contrato indefinido alcanzan el 69,6%, 1,6 puntos por encima de lo obtenido el mismo mes del año anterior.

La creación de puestos de trabajo entre marzo de 2010 y marzo de 2013, es decir, en el Gobierno completo del Presidente Sebastián Piñera es de 969.219, por lo que la meta de dicha Administración  de crear 200 mil empleos cada año se habría cumplido con creces. La mantención de tasas de desempleo, desde fines del año 2012, por debajo del 6,5% -sumado a esta la última cifra del INE y de la Universidad de Chile, de 6,3%-  sugiere que la economía aún se encontraría en torno al pleno empleo, aunque con niveles de participación demasiado bajos, especialmente en mujeres. Las primeras señas de un mercado laboral menos dinámico producto del menor crecimiento que se ha apreciado durante los últimos meses, son aún bastante incipientes, pero pueden apreciarse en cuanto a la creación de puestos de trabajo asalariados  (generalmente son de mayor calidad) y en la tasa de crecimiento real de las remuneraciones, el cual muestra menor dinamismo.