CUESTIONAMIENTOS FRENTE A LA MAYOR REPRESENTATIVIDAD DE NUEVA FÓRMULA ELECTORAL

LyD realizó una simulación para comparar el actual sistema binominal con la nueva fórmula propuesta por el Gobierno. El ejercicio fue realizado por el investigador del Programa Sociedad y Política, Jorge Ramírez, con datos del SERVEL de las elecciones de diputados de los comicios de 2009 y 2013.

A partir de la votación distrital bajo modelo binominal, se reagruparon las votaciones a efectos de adaptarlas a los nuevos 28 distritos planteados en la reforma del ejecutivo. Luego, se simularon los resultados al aplicar el método de asignación de escaños fórmula D'Hont.

Los resultados son los siguientes:

Simulación elección 2013 [Modelo Ejecutivo 2014]
Lista Alianza Nueva Mayoría Independientes Si tu quieres Chile Cambia TOTAL
Escaños 63 87 3 2 155
% de escaños 40,6% 56,1% 1,9% 1,3%
% de votos 36,2% 47,7% 3,0% 5,0%
Desproporcionalidad 4,4% 8,4% -1,1% -3,7%

Resultados Binominal elección 2013

Lista Alianza Nueva Mayoría Independientes Si tu quieres Chile Cambia TOTAL
Escaños 49 67 3 1 120
% de escaños 40,8% 55,8% 2,5% 0,8%
% de votos 36,2% 47,7% 3,0% 5,0%
Desproporcionalidad 4,6% 8,1% -0,5% -4,2%

Resultados elección 2009 (Modelo Ejecutivo 2014)

Lista Alianza Concertación + JP Nueva Mayoría (MEO) Chile Limpio (PRI) Independientes TOTAL
Escaños 73 75 2 4 1 155
% de escaños 47,1% 48,4% 1,3% 2,6% 0,6%
% de votos 43,5% 44,4% 4,6% 5,4% 2,2%
Desproporcionalidad 3,6% 4,0% -3,3% -2,8% -1,6%

Resultados Binominal elección 2009

Lista Alianza Concertación + JP Nueva Mayoría (MEO) Chile Limpio (PRI) Independientes TOTAL
Escaños 58 57 0 3 2 120
% de escaños 48,3% 47,5% 0,0% 2,5% 1,7%
% de votos 43,5% 44,4% 4,6% 5,4% 2,2%
Desproporcionalidad 4,9% 3,2% -4,6% -2,9% -0,6%

A partir de la simulación con los datos de la reciente elección 2013, no se visualizan cambios significativos en la composición de la Cámara de Diputados si se compara con los resultados bajo sistema binominal.

La desproporcionalidad, es decir, la diferencia entre el porcentaje de escaños y porcentaje de votos se mantiene. Aunque variando marginalmente en beneficio de la Nueva Mayoría, y perjudicando marginalmente a la Alianza. Los candidatos independientes son quienes más pierden con la nueva fórmula en términos de su subrepresentación.

Al constatar que las cifras de desproporcionalidad del sistema no varían diametralmente, surge la inquietud respecto de si realmente el nuevo sistema estaría cumpliendo la promesa y expectativa generada por el Gobierno, de representar de manera más clara las corrientes políticas presentes en Chile. Perfectamente se podría plantear la pregunta de si el sistema no genera grandes cambios en la composición de fuerzas, para qué el aumento de parlamentarios.

OTRAS CONCLUSIONES INTERESANTES:

  • El nuevo distrito 11 fusiona los antiguos distritos 23 (Las Condes, Providencia y Ñuñoa) y 24 (La Reina y Peñalolen). Actualmente la Alianza posee dos representantes en el distrito 23 (C.Monckeberg y E. Silva) , y uno en el distrito 24 (J.A.Kast), sin embargo al fusionarse ambos distritos y operar la fórmula propuesta, la Alianza se quedaría con 4 diputados en el distrito 11, y la Nueva Mayoría con 2. Es decir, de tener 3 de los 4 representantes (75% de la representación) considerando ambos distritos,  la Alianza, pasaría a tener 4 de 6 (66%).
  • Los nuevos distritos donde la Nueva Mayoría obtiene mejor performance electoral son el 4 (Chañaral, Diego de Almagro, Copiapó, Caldera, Tierra Amarilla, Vallenar, Freirina, Huasco y Alto del Carmen) donde se llevaría 4 de los 5 escaños a repartir; junto con el distrito 5 (La Serena, Rio Hurtado, Combarbalá, Punitaqui, Monte Patria, Illapel, Salamanca, Los Vilos y Canela) donde la Nueva Mayoría obtendría 5 de los 7 escaños a repartir.
  • El proyecto original considerara sólo consideraba 154 diputados y no 155 como finalmente quedó conformado. Al comparar ambos proyectos, el escaño adicional se introdujo precisamente en el distrito nuevo 5; el distrito de mejor performance electoral de la Nueva Mayoría.

PARA TENER EN CUENTA:

Las simulaciones tienen un problema de no asumir la endogeneidad de sus resultados con la fórmula electoral imperante. Es decir, estamos simulando resultados bajo la mecánica proporcional propuesta, pero que son el producto de una elección bajo sistema binominal, y sabemos que las planillas parlamentarias y la ingeniería electoral se adapta al sistema electoral imperante. Es probable que con un sistema proporcional, cambien las estrategias de diseño electoral a efectos de maximizar resultados con esta fórmula, y por ende, cambien los resultados.

Sólo se ofrecen los resultados de la elección de diputados porque las elecciones senatoriales no son 100% concurrentes (circunscripciones pares e impares difieren de fechas de elección). Esto podría contaminar los resultados y su interpretación, en cuanto, no se pueden simular resultados electorales que corresponden a tiempos electorales distintos.

Se consideraron los 28 distritos a los cuales hace mención el Mensaje 076-362.