PRODUCTIVIDAD 2011: AL FIN CIFRAS POSITIVAS

Inicialmente, la productividad para el 2010 se estimaba levemente positiva, en torno a 0,3%. Sin embargo, como el crecimiento del empleo fruto de la nueva encuesta fue excepcionalmente elevado, el cálculo efectivo para la misma será de alrededor de -0,7%.

Es por ello que, a juicio de Ricardo Matte, Director del Programa Económico de LyD, para el 2011, una vez normalizadas las cifras de empleo, al fin emergerá una cifra positiva de crecimiento de la productividad, la cual estará ubicándose más en torno a +0,5%. Así, dicho registro se constituirá efectivamente en un punto de inflexión para el crecimiento de la productividad en esta década, justo el período en que se busca alcanzar el desarrollo. Pero sabido es que dicho objetivo exige un crecimiento promedio de la economía de un 6,0%, con una productividad que lo haga a un 1,5%.

La anterior sin duda, que no es una tarea fácil. De aquí que es tan valioso y oportuno el reciente anuncio efectuado por el Ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine de llevar adelante lo que se pretende sea textual “el mayor conjunto de reformas microeconómicas de la última década”.

Es sabido que para poder acomodar las pérdidas de competitividad por caídas del tipo de cambio real son fundamentales los incrementos de la productividad. La Agenda Impulso Competitivo busca ser precisamente una “inyección a la vena” de la productividad, ya que además de contener medidas para abrir más oportunidades de inversión, favorecerá más competencia, hará más eficiente las regulaciones, entre otras, todas medidas que sin duda se deben aplaudir porque buscan con decisión reimpulsar el crecimiento potencial del país.