12 de marzo de 2018

Sorprende déficit estructural 2017

Recientemente, y de manera inédita en día sábado, la DIPRES publicó una nota técnica, a raíz de la revisión del cálculo del Balance Cíclicamente Ajustado realizada por el Consejo Fiscal Asesor (CFA). Esta revisión se encuentra dentro de las facultades del CFA y arrojó que, utilizando una corrección del precio de venta de cobre de Codelco (al alza), el resultado del Balance Estructural 2017 sería de -2,1%, y no -1,7%, como se publicó en la estimación de enero.

¿Cómo afecta el precio de venta de cobre de Codelco el cálculo de los ingresos estructurales? La Economista Senior de Libertad y Desarrollo, Carolina Grünwald, explica que para calcular el Balance Cíclicamente Ajustado (BCA), se toma el Balance Efectivo (BD) y se le realizan una serie de Ajustes Cíclicos (AC):

BCA = BD – AC (IC)

Dentro de estos ajustes, se encuentran los provenientes de los ingresos por cobre bruto de Codelco (IC) que dependen, entre otras cosas, de la diferencia entre el corresponde al precio de venta de Codelco (Pc) y el precio de referencia del cobre definido por el comité de expertos (P*). De esta manera, en términos muy generales se tiene que:

                                     BCA = BD – AC (Pc – P*)

Así, lo ocurrido fue que el Pc inicial incorporado en el cálculo era inicialmente demasiado bajo, dando como resultado un BCA de -1,7%. Lo que hizo el CFA fue ajustar este precio al alza, acorde con la evidencia, lo que llevó a realizar un Ajuste Cíclico más significativo, resultando en un BCA más deficitario : -2,1%.

“Con esto, además de generar preocupación por un estado de las finanzas públicas más alicaído de lo esperado,  se evidencia aún más la necesidad de realizar cambios en la manera de velar por nuestra disciplina fiscal”, sentencia Grünwald. 

En primer lugar está la institucionalidad del CFA. Gracias a su labor, en esta oportunidad fue posible levantar una alerta de gran importancia. 0,4% PIB de diferencia en el déficit estructural es un monto significativo. Quizás, de haber contado con un CFA independiente y con staff permanente, esta alerta podría haberse levantado en un momento más oportuno.

Segundo, con este resultado de -2,1%, se está rompiendo ampliamente con la meta de reducción de déficit de 0,25% del PIB por año “con parámetros comparables” autoimpuesta por el gobierno, la que pareciera ser muy discrecional. “Ideal sería avanzar hacia una meta concreta y que esta se combine con alguna meta de límite de deuda, por ejemplo. Estamos retrasados al respecto, en comparación con otros países”, asegura la economista de LyD.