Corte Constitucional: la importancia de las calificaciones

La semana pasada la Comisión sobre Sistemas de Justicia aprobó –en particular- transitar desde un Tribunal Constitucional a una Corte Constitucional y se estableció que estará compuesta por 15 jueces conforme a criterios de paridad, plurinacionalidad y equidad territorial.

Además, se establecieron exigentes requisitos de entrada que van más allá del carácter técnico del órgano. Dentro de éstos, que al menos 10 de los jueces provengan y hayan ejercido sus funciones, por un mínimo de cinco años, en regiones diversas a la Metropolitana, o bien, que se desempeñen o se hayan desempeñado como jueces el Sistema Nacional de Justicia, fiscales del Ministerio Público o defensores penales públicos. Adicionalmente, a lo menos dos de sus integrantes deben provenir de pueblos indígenas.

Lo anterior constituye una señal preocupante, por cuanto la experiencia y destacada trayectoria en el ámbito jurídico debe ser el criterio que guíe la selección para fortalecer y no debilitar al órgano. Tampoco se deben erigir barreras de entrada que puedan dejar a meritorios candidatos fuera de juego. Otras características y su valoración pueden ser consideradas, pero no pueden imponerse por sobre la calidad técnica.

Carta de Esteban Ávila, Abogado del Programa Legislativo, publicada en el Diario Financiero.-