MALAS NOTICIAS PARA LA LIBERTAD DE ENSEÑANZA

La Convención Constitucional rechazó ayer las iniciativas populares de norma que proponían la introducción de la libertad de enseñanza. Esta no es solo una mala noticia para las miles de personas que las patrocinaron, sino especialmente para las dos millones de familias que hoy han decidido ejercer el derecho a educar a sus hijos en un colegio particular subvencionado, así como para el millón de estudiantes de educación superior que asiste a una institución no estatal. Se trata de grupos cuyas decisiones educativas, antes que la retórica de personajes que se atribuyen la voz del pueblo, evidencian realmente cuáles son las preferencias mayoritarias en el país.
Carta de María Paz Arzola, Coordinadora del Programa Social, publicada en La Tercera.-