Chile exporta US$ 100 mil millones

En 1981, hace 40 años, las exportaciones alcanzaban a US$ 3.837 millones, mientras que para el presente año se espera que los envíos lleguen a totalizar cerca de US$ 100 mil millones. Esto implica que en dicho periodo de tiempo las exportaciones se multiplicaron por 26 veces. En igual periodo, las exportaciones de Argentina se multiplicaron por 6, las brasileñas por 9 y la peruanas por 13.

En el mundo desarrollado también los incrementos de exportaciones de ese periodo crecieron menos que Chile: en Australia se multiplicaron por 11,7 veces, en Francia por 4,6, en Alemania en 7,8, en el Reino Unido en 3,9, mientras que en Estados Unidos lo hicieron por 6. De esta manera, para encontrar expansiones similares a la chilena debemos mirar a Asia, en donde la expansión de exportaciones ha sido también sustancial, como es el caso de Corea del Sur, que multiplicó sus exportaciones por 24, Tailandia por 33 y China por 118.

El sorprendente resultado chileno no es un milagro. Es un programa.

Es un programa que parte a mediados de los setenta con la rebaja unilateral de aranceles, en un mundo donde aún los acuerdos de libre comercio no existían. Asimismo, la creación de Prochile en 1974, bajo el nombre de Instituto de Promoción de Exportaciones, como la institución encargada de promover las exportaciones de bienes y servicios del país, y de contribuir a estimular la inversión extranjera y el turismo en Chile da el puntapié inicial del programa. En ese momento el 85% de los envíos chilenos a mercados internacionales correspondía a minería, principalmente de cobre, y apenas el 2,5% del total de las exportaciones correspondía a productos del sector agrícola, silvícola y pesca.

En 1985, se refuerza la diversificación de la canasta, se buscan nuevos productos y mercados de exportación, logrando la aprobación por parte de países desarrollados, de normas fito y zoosanitarias de algunos productos chilenos. Esto permite el ingreso de tres variedades de uvas al mercado japonés y Chile es declarado libre de la fiebre aftosa. Comienzan las campañas de promoción del vino, del salmón y la fruta fresca chilena.

Es muy relevante en este programa de desarrollo exportador el rol del ex ministro de Hacienda Alejandro Foxley, quien ante las voces que buscaban revertir la apertura comercial, redujó nuevamente los aranceles aduaneros y consolidó una estrategia de Estado de insertar a Chile en el comercio mundial. Luego, vinieron los acuerdos de libre comercio y Chile desplegó toda su capacidad para mejorar y crear nuevos productos. En la actualidad, nuestro país exporta, además de los productos ya tradicionales, cajas de cambio, caballos de carrera y buques remolcadores de alta mar. De igual manera, la exportación de servicios exhibe tasas de crecimiento sustanciales.

Nunca imaginamos, parados a mediados de los ochenta, cuando las exportaciones no superaban los US$ 5 mil millones, que veríamos el día en que nuestro país llegaría a exportar US$ 100 mil millones. Pues bien, ese día ha llegado y es el resultado de más de cuatro décadas dedicadas a la promoción del libre comercio, gobierno tras gobierno, consolidando así uno de los pilares del desarrollo de Chile.

Columna de Tomás Flores, Economista Senior, publicada en El Líbero.-