SUSPENSIÓN DEL SIMCE

Una vez más se vuelve a discutir si se debe o no tomar el Simce a las escuelas este año. La excusa de la pandemia hoy no es atingente, pues si llegado el momento las condiciones sanitarias no lo permiten, no será realizado. Tampoco implicará un nuevo factor de estrés para las comunidades educativas, ya que no conllevará consecuencias para las escuelas en base a la categorización de acuerdo con sus resultados, teniendo solo un carácter de diagnóstico.

Los resultados de este nuevo Simce permitirán conocer, en dos áreas (matemáticas y lectura) y en dos niveles (cuarto básico y segundo medio), cuán fuerte ha sido el impacto de dos años de pandemia en el aprendizaje de los alumnos, pudiendo aterrizarse las políticas educativas a la situación real y no actuar en base a especulaciones. También será una oportunidad para que, sin presiones de por medio, los establecimientos puedan utilizar sus resultados efectivamente como una herramienta de gestión pedagógica y poder transmitir a las familias los desafíos que existirán en el futuro en el proceso educativo de sus hijos.

 

Carta de Trinidad Schleyer, Abogada del Programa Legislativo, publicada en La Tercera.-