Segundo retiro del 10%: convicciones se buscan

El segundo proyecto de reforma constitucional para permitir el retiro de fondos previsionales -cuya votación en la Comisión de Constitución del Senado está programada para hoy- no sólo demuestra el creciente desprecio por la opinión técnica de parte de nuestros parlamentarios, sino que también nos permite advertir evidentes y lamentables contradicciones.

Uno puede y debe empatizar con las problemáticas reales de cientos de miles de personas afectadas por la pandemia, pero dicha situación no implica que debamos olvidar ciertos diagnósticos -ampliamente compartidos hasta hace un tiempo-, como la necesidad de aumentar el ahorro para obtener mejores pensiones y lo indispensable que resulta contar con un sistema de impuestos progresivo para obtener una mayor justicia tributaria.

¿Debiera sorprendernos que parlamentarios, que acusan "letra chica" en ciertas indicaciones que pretenden mitigar en parte los efectos nocivos de esta reforma, claudiquen en sus convicciones y se conviertan en acérrimos defensores de la libertad individual? La historia reciente parece indicarnos que estas actitudes ya no deben sorprendernos.

¿Este eventual segundo retiro también sería, al igual que el primero, excepcional y por una única vez?

Carta de John Henríquez, Abogado del Programa Legislativo, publicada en el Diario Financiero.-