Repunte de la actividad

El Ministerio de Economía informó un inédito repunte de 28% en la creación de empresas durante el tercer trimestre, luego de varios meses con retrocesos, lo que constituye un buen indicador líder de reactivación económica, ya que habitualmente los emprendedores constituyen una sociedad porque ellos tienen a lo menos un cliente potencial.

En este repunte hay tanto emprendimiento por oportunidad como por necesidad, siendo el primero impulsado por el mayor crecimiento esperado gracias al desconfinamiento, mientras que el segundo es resultado de la sustancial destrucción de empleo, lo que lleva a las personas a iniciar una actividad por cuenta propia para generar ingresos.

Además, algunas mediciones de portales laborales exhiben en septiembre un repunte de 7,6% en las ofertas de trabajo, lo que no ocurría desde el inicio de la pandemia, en las áreas de salud, forestal, transporte y logística y construcción. Esto ha llevado, según una encuesta de Laborum, a que 6 de 10 chilenos esperan encontrar trabajo antes de fin de año.

Así, en la medida que se inició el desconfinamiento de muchas comunas, paulatinamente la economía ha comenzado a reactivarse y es probable que el próximo Imacec será aun negativo, pero de solo un digito, y probablemente en el reporte de octubre ya observaremos datos positivos, lo cual está teniendo impacto en las expectativas de los desempleados y de los emprendedores. Esperemos que el retorno de la violencia no termine apagando estos atisbos de reactivación que deberían concretarse lo antes posible después de la profunda recesión por la cual atravesó la economía chilena.

 

Carta de Tomás Flores, Economista LyD, publicada en La Tercera.-