Acogida responsable de migrantes

El país necesita avanzar en una Ley de Extranjería y Migraciones justa, que equilibre los derechos del migrante con la capacidad efectiva de nuestro país de acoger de manera responsable a personas nacidas en el extranjero.

El proyecto de ley aprobado en la Cámara mantiene el equilibrio entre la facultad legítima del Estado de normar el ingreso, egreso y estadía de los extranjeros en el país con el respeto y garantía de los Derechos Humanos de los mismos.

Es lamentable constatar el retroceso que ha tenido este proyecto en las comisiones del Senado, donde parlamentarios de oposición han aprobado indicaciones que ponen en riesgo el objetivo que el país se ha trazado.

El domingo, la senadora Isabel Allende hizo una fuerte defensa de la Visa de Oportunidades Laborales que le daría a todos los extranjeros el derecho a buscar trabajo a Chile. Esto significa que cualquier ciudadano, de cualquier país del mundo, puede buscar empleo en Chile sin ninguna limitación.

Solo le pregunto a la senadora Allende, ¿podemos hoy los chilenos entrar a Europa, a Canadá, Estados Unidos u otro país y decir: "me quedo a buscar empleo" sin nada más que manifestar esa decisión? La respuesta es clara y es un no rotundo.

Es hora de hablar con la verdad: abrir de forma ilimitada la migración impactará en la posibilidad de encontrar trabajo a quienes ya viven en Chile, como a quienes ingresen con esa falsa ilusión.

Son los propios migrantes que viven en el país y la comunidad nacional los que llaman hoy día a los legisladores a votar pensando en reglas claras que favorezcan la regularidad migratoria y no la creación de falsas expectativas que terminan favoreciendo la migración irregular, la vulneración de los derechos de los extranjeros, la precarización del empleo y la vulnerabilidad de los migrantes en el país.

 

Carta de Rodrigo Ubilla, Director del Área Política y Sociedad Civil de LyD, publicada en La Tercera.