DISTURBIOS EN ECUADOR Y SUBSIDIOS

Los disturbios ocurridos en Ecuador por el alza de combustibles, permiten reflexionar sobre la forma como el Estado puede otorgar subsidios a las personas que los necesitan. Los estados modernos se han hecho un deber apoyar económicamente a los sectores de la población más vulnerables mediante el otorgamiento de subsidios, los cuales, sin embargo, deben cumplir con unas características y finalidades que los validen dentro del contexto de una responsable administración de la hacienda pública, toda vez que se financian con arreglo al Presupuesto de la nación, y, por lo tanto, provienen del esfuerzo tributario del común de los ciudadanos.

Las características generales que debería cumplir todo subsidio son la focalización; gradualidad; debe estar orientado a la demanda y no a la oferta, ya que de lo contrario invitan a hacer presión para su aumento; transitoriedad y supresión paulatina. Respecto a esto último, en el caso ecuatoriano, al suprimir el subsidio de forma inmediata, era inevitable que se produjera un alza desmedida y, además, al tratarse de un subsidio generalizado, era previsible el estallido social.

Carta de Director de Pablo Kangiser, Abogado de Libertad y Desarrollo, publicada en La Tercera.-