ACUERDO DE LOS DIPUTADOS EN EDUCACIÓN

María Paz ArzolaLuego de que se paralizara la tramitación del Proyecto de Ley de de Nueva Política Docente, los Diputados de la Comisión de Educación llegaron a un documento de acuerdo (excepto F. Kast) con algunos puntos que estarían dispuestos a modificar en consideración con las demandas del Colegio de Profesores. Como era de esperar, éste sólo “valoró” el apoyo, pero declinó deponer el paro en respuesta a éste.

Entre los aspectos incluidos, llama especialmente la atención la petición relativa a que los docentes que en el portafolio de su actual evaluación estén clasificados en nivel Básico (esto es que “cumplen con lo esperado pero de forma irregular”) sean traspasados directamente al nivel Temprano de la nueva Carrera Docente (que acredita “conocimientos deseados para un buen ejercicio profesional docente”) y no al Inicial como el proyecto estipula.

Las consecuencias de este cambio no serían despreciables. Pues con esto se estaría modificando, por el sólo ministerio de ley, la calificación de los docentes, de manera que el sistema pasaría a considerarlos de nivel adecuado, aun cuando se evaluación vigente diga lo contrario. Según la última medición (año 2014), 68% de los profesores que rindieron el portafolio estaría en esa situación.

En primera instancia, el Ministro de Educación se mostró abierto a incorporar los cambios sugeridos por los Diputados. Sin embargo, esperamos que haya una mayor reflexión al respecto, pues de lo contrario se sentaría un precedente muy negativo para el funcionamiento futuro del sistema que se está tratando de introducir. Si hoy el Gobierno dice que sí, y ablanda los requisitos para los 90 mil docentes del sector municipal, es difícil imaginar que pueda soportar la presión de los 200 mil de todo el sector subvencionado que quedarán bajo su evaluación de aquí en adelante.

Columna de María Paz Arzola, Investigadora del Programa Social de Libertad y Desarrollo, publicada en PULSO.-