Pobreza en Chile ¿Cuestión de metodología?

PAULINAEl informe entregado esta semana por el Panel de Expertos presenta severas críticas al proceso de la encuesta CASEN 2013. Este Panel fue creado en agosto de 2013 después de las diferencias ocurridas en la entrega de resultados en la encuesta CASEN 2011, cuando la CEPAL decide marginarse de este proceso y tiene como objetivo ser una asesoría altamente calificada para apoyar al Ministerio de Desarrollo Social (MDS) en la implementación, desarrollo, aplicación, revisión de mejoras metodológicas, entre otras actividades relacionadas con el proceso de esta encuesta.

Este informe revela que el Panel no fue consultado del reemplazo de la serie histórica de pobreza, más aún, se entera de esta importante modificación en la conferencia de prensa en que son entregados los resultados. La serie histórica se sustituye confusamente con cifras que erróneamente se llaman “metodología tradicional”. Sin explicitar esta modificación, se cambia la historia oficial de la evolución de la pobreza en Chile, haciéndonos olvidar el aumentó ocurrido entre el 2006 y 2009, donde la tasa de pobreza pasó de 13,7% a 15,1%, reemplazando por 11,4% la cifra del 2009.

La metodología histórica de la pobreza considera en situación de pobreza extrema a aquellos individuos cuyo ingreso no supera el umbral de necesidades alimenticias o Canasta Básica de Alimentos (CBA). El valor y composición de esta canasta se basa en la Encuesta de Presupuestos Familiares levantada entre 1986 y 1987. Se define una línea de pobreza multiplicando el valor de la CBA por 2 o por 1,75 (dependiendo si es urbano o rural, respectivamente). Considerando finalmente como pobres a todos quienes tienen ingresos inferiores ha dicho umbral.

Esta metodología se diferencia de la mal llamada tradicional principalmente en lo que respecta a su actualización. Mientras la metodología oficial actualiza el valor de la CBA en función de la variación de precios de cada uno de sus componentes de la canasta, la metodología mal llamada “tradicional” actualiza la línea de indigencia con el índice de precios de los alimentos y el componente no alimentario de la línea de la pobreza por el IPC, de la misma forma que la metodología utilizada por la CEPAL. Esta modificación se realizó sólo para las cifras desde 2009 en adelante, afectado la comparabilidad con su serie histórica.

Dicho cambio discrecional y no consultado al Panel pretende esconder que el 2009 la pobreza aumentó, borrándose una importante lección en nuestra historia: el impacto de las crisis económicas en la superación de la pobreza. Chile en 2008 fue testigo de la crisis económica subprime, la cual impactó la creación de empleos, esencial para la superación de la pobreza. El cambio en la serie oficial indirectamente obvia este importante episodio y sus consecuencias, lo cual distorsiona la realidad a la hora de buscar soluciones para superar la pobreza

El informe presentado por el Panel de Expertos confirma nuestra mayor preocupación: que la autoridad de turno tome decisiones arbitrarias sobre los indicadores sociales que queremos conocer. Si bien, este informe es un gran avance, ya que entrega importantes elementos que deben ser considerado a la hora de mejorar el proceso de la encuesta CASEN, nos inquieta que este organismo no haya sido consultado en algo tan importante como es el reemplazo de la serie histórica de la pobreza.

 

Columna de Paulina Henoch, Investigadora del Programa Social de Libertad y Desarrollo, publicada en La Tercera.-