EXPERTOS PRESENTAN SUS PROPUESTAS PARA DAR EL SALTO EN PRODUCTIVIDAD

En la foto: Hernán Cheyre, vicepresidente de Corfo; Carlos F. Cáceres, presidente del Consejo de LyD; Juan Andrés Fontaine, Ministro de Economía; Andrés Concha, Presidente de Sofofa y Jorge Marshall, presidente de Expansiva

Con una completa revisión al programa del Gobierno en relación al tema de la gestión y la productividad, Libertad y Desarrollo en conjunto con Expansiva realizaron el seminario “Las Palancas de la Productividad: Propuestas para Chile”, que contó con la participación del Ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, del vicepresidente de la CORFO, Hernán Cheyre y de Andrea Tokman, Nicolás Majluf y Andrés Concha, presidente de SOFOFA.

En su exposición el Ministro Juan Andrés Fontaine (VER PRESENTACIÓN) destacó como uno de los ejes centrales del programa del gobierno el alcanzar el umbral del desarrollo, con un crecimiento promedio del PIB de 6%, para lo cual, señaló, es indispensable un aumento fuerte en la productividad. En ese sentido, aseguró que la productividad laboral es uno de los componentes más importantes de la productividad. “El principal factor para aumentar la productividad es la inversión, más capital por trabajadores”, indicó Fontaine, agregando que es en la eficiencia o en la productividad total de factores donde hemos fallado.

Por ello, delineó tres tareas principales:

– Impulsar la inversión: aumentar la tasa de inversión de capital por trabajador, que hoy es 21% a 28%.

– Elevar la eficiencia: avanzar hacia mercados abiertos, competitivos, emprendedores, innovadores, con un Estado ligero y eficiente. Fontaine aseguró que para lograr esto hay que estimular la orientación exportadora del país, ya que la competencia externa suele aumentar la productividad. Añadió que hoy existe preocupación por las fluctuaciones del tipo de cambio, sin embargo, aseguró que una solución a esto son las coberturas cambiarias.

También se refirió a la modernización del sector público para hacerlo más eficiente, en un esquema de holding estatal, con directorios profesionales, Sociedades Anónimas Abiertas y donde corresponda, participación minoritaria de inversionistas privados.

– Atacar el alto costo de la energía.

Fontaine hizo hincapié en la necesidad de transformar a Chile en un polo de la innovación, con un ecosistema favorable al emprendimiento. “Hoy la inversión en I + D es hoy sólo 0,4% del PIB, nuestra meta es duplicar la tasa al 2018”, aseguró, agregando que el rol del sector privado es clave, para lo cual se encuentran enviando al Congreso un proyecto que extiende el actual beneficio tributario a la innovación intra – empresa.

Por su parte, Hernán Cheyre, vicepresidente de CORFO, (VER PRESENTACIÓN) aseguró que la calidad de la gestión tiene especial validez en un mundo de empresas de menor tamaño y en ese sentido, la internacionalización de la economía es clave para escalar. También subrayó la importancia de una mejor gestión del aparato público, apoyando la nueva estrategia de la institución de exigir indicadores de impacto.

Cheyre delineó el papel de CORFO en fomentar la productividad:

– Apoyo al mejoramiento de la gestión y los procesos

– Fomento de la asociatividad

– Apoyo al financiamiento

Para ello, los siguientes pasos de la institución van en la línea del diseño de indicadores de gestión y de impacto; implementar un sistema de asignación flexible para incubadoras; adaptar programas de financiamiento a través de garantías; lanzar el programa Start Up Chile; dar la opción de incubar proyectos en Sillicon Valley y avanzar hacia un esquema de fondo de fondos.

HACIA UN CHILE MÁS PRODUCTIVO

Por su parte, la economista Andrea Tokman (VER PRESENTACIÓN) presentó un estudio en el que se muestra la clara asociación entre gestión y productividad entre las empresas. En este estudio, Chile quedó ubicado en el lugar 12 de entre 17 países, solo superando a Portugal, Brasil, India, Grecia y China.

El estudio presentado buscaba determinar si en el país existían empresas que marcaran el ritmo en productividad. Sin embargo, los resultados no son alentadores: si bien no hay empresas malas, tampoco hay las que destaquen por buenas. En ese sentido, aunque India está bajo Chile, sí tiene empresas de calidad mundial. ¿Qué se está haciendo? Tokman destacó la reasignación productiva, la competencia, la menos burocracia en los trámites.

Por otra parte, la economista aseguró que el alto grado de profesionalización de plantas no lleva a mejores prácticas. “Primero hay que reconocer la falta para corregirla y algo que mostró esto es que en Chile los gerentes se creen campeones mundiales en gestión, lo que no se condice con su posición relativa”, explicó.

Tokman señaló que es necesario tener un nuevo enfoque de estrategia pro- productividad, para hacer que las buenas empresas, sean mejores. En ese sentido, indicó que no hay que caer en la autocomplacencia y en la omisión; hay que aumentar la capacitación y la inversión en habilidades de gestión; potenciar la internacionalización y la asociatividad y colaboración entre las empresas.

El académico Nicolás Majluf aseguró que una de las lecciones que nos dejó el estudio es que las multinacionales son empresas que saben manejar el talento. “El emprendimiento no se improvisa, es fruto de un esfuerzo. Las empresas chilenas deben invertir en capacitación, en educar para el trabajo”, señaló, agregando que si queremos tener productividad necesitamos invertir en capital humano.

Por su parte, Andrés Concha, presidente de Sofofa, señaló, comentando el estudio, que no queda claro si el desarrollo económico hace que las empresas sean más eficientes o si es la eficiencia la que impulsa el desarrollo económico. Concha destacó además que si en Chile no existieran mercados competitivos, habría menor heterogeneidad en la gestión de las empresas. “El nivel de gestión debe ser compatible con el nivel de competitividad mínimo para mantenerse y ser competitivos”, puntualizó.

Santiago, 27 de agosto de 2010