ESPECIALISTAS Y PARLAMENTARIOS DEBATIERON TRANSPARENCIA Y CORRUPCIón

Tomando como escenario los diferentes casos de corrupción que han salido a la luz pública en las últimas semanas, destacados expertos en materia política, económica y legal se reunieron esta mañana en el seminario "Transparencia y Corrupción: más allá de la agenda de probidad" que organizaron en conjunto Libertad y Desarrollo (LyD) y la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI).

En la ocasión, el director ejecutivo de LyD, Cristián Larroulet, destacó lo delicado que es para la democracia y crecimiento económico este tema, razón por la cual su discusión merece toda la atención. Además, reconoció como raíz de este problema la necesidad de equiparar poderes, llegando incluso a pasar sobre la ética y la ley para hacerlo.

Encabezaron el primer panel de este encuentro Ignacio Illanes, director del Programa Político de LyD, y Salvador Valdés, investigador del CEP. El primero entregó una mirada conceptual sobre el intervencionismo electoral, haciendo especial mención a la principal forma de intervensionismo: clientelismo -entrega de bienes y servicios, soluciones de problemas específicos y ofertas de trabajo- que genera efectos en el desarrollo político, además de acostumbrar a los electores a esperar beneficios anexos a lo puramente político.

Por su parte, Salvador Valdés entregó pautas sobre los dineros políticos declarados al Servicio Electoral y distinguiendo también entre financiamiento legal e ilegal. A la vez, recalcó la importancia del actuar "imparcial" como forma de distinguir entre las acciones permanentes del gobierno de otras que son claramente intervención.

Igualmente, se refirió profundamente a la prohibición de las personas jurídicas de realizar donaciones políticas, resolución que Valdés cree sólo logrará incrementar la ilegalidad de esos traspasos. En este punto, el senador Carlos Ominami, uno de los comentaristas de este primer panel, sostuvo su desacuerdo con Valdés, al considerar que como las personas jurídicas no pueden votar, tampoco deberían poder manifestar sus simpatías políticas mediante la donación de dinero para las campañas.

Asimismo, fue enfático al decir que Chile no es un país esencialmente corrupto, por lo que los problemas de este tipo hay que atacarlos a fondo, permitiendo que la justicia actúa sin cortapisas y actuando con la fuerza con que lo ha hecho el gobierno actual.

Para el segundo comentarista del primer segmento, el senador Baldo Prokurica, la falta de transparencia y corrupción de que hemos sido testigos implica un gran desafío no sólo para el mundo político, sino que también para los electores. Se debe llegar a tener una democracia donde sea posible expresar la voluntad de cada uno sin presiones.

Al respecto, hizo hincapié en la importancia de tomar medidas tendientes a terminar con la presión del voto, entre ellas, que el gobierno ponga fin a la inauguración de obras en periodos electorales.

El segundo panel comenzó con la exposición del docente de la Escuela de Gobierno de la UAI, Felipe del Solar, quien insistió en la importancia de garantizar la información pública a través de un instituto especializado y autónomo, como una herramienta indispensable para certificar la probidad del Estado. Explicó además que los recursos públicos se presentan como una barrera a la hora de avanzar hacia la transparencia:  "ésta no es gratis, implica recursos y su uso eficiente".

Por su parte, la directora del Programa Económico de LyD, Rosanna Costa, presentó su propuesta a la reforma de la Alta Dirección Pública. Explicó que para consolidar la eficiencia del Estado, los gerentes públicos deben concursar a sus cargos para asegurar el acceso de los profesionales más calificados y eliminar el "compadrazgo" para asignar a las autoridades de las reparticiones estatales.

El profesor del magíster en Gestión y Políticas Públicas de la U. de Chile, Mario Waissbluth, coincidió con la economista en que los altos salarios en el sistema privado en comparación al público limita el mejoramiento de la calidad profesional en éste. Sin embargo, aseguró que "el Estado ha demostrado que puede mejorar su gestión con casos como el Servicio de Impuestos Internos y BancoEstado".

El punto de desencuentro lo imprimió la directora del Instituto de Economía Política de la UAI, Catalina Mertz, quien aseguró que la creación de un instituto de transparencia -como lo propuso del Solar- no cambia las conductas y que es difícil que un órgano externo controle la forma de actuar en el sistema público.

Cerró la jornada el secretario ejecutivo de la Agenda de Probidad, Transparencia, Modernización del Estado y Calidad de la Política, Rafael Blanco, al referirse a dicha agenda como un producto bastante equilibrado; el debate ahora está en torno a qué va a pasar con el contenido y proyectos elaborados en ese documento, pues es necesario contar con la voluntad política para llevarlos a cabo.

Presentaciones  de los Expositores ( pdf)

Presentación  Ignacio Illanes, Director Programa Político de LyD

Presentación  Felipe del Solar, Profesor UAI

Presentación Rosanna Costa, Directora Programa Económico de LyD