SUSTANCIAL CONTRIBUCIÓN DE LOS SERVICIOS EN EL IMACEC DE ABRIL

El Banco Central de Chile dio a conocer el IMACEC de abril de 2022 que registró una expansión de 6,9% en comparación con  igual mes del año anterior. Este resultado se encuentra dentro de lo esperado por el mercado.

La serie desestacionalizada, por su parte, cayó 0,3% con respecto al mes previo y aumentó 8,2% en doce meses. El mes registró un día hábil menos que abril de 2021.

En detalle, mirando los indicadores sectoriales que publica el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) se tiene que, para el mes de abril, el Índice de Producción Manufacturera (IPMAN) creció 1,7% en 12 meses, menor a la cifra de marzo (2,2%). El Índice de Producción de Electricidad, Gas y Agua potable (IPEGA) creció 0,9% en abril (1,4% el mes anterior. En tanto, el Índice de Producción Industrial (IPI) disminuyó 3,6% en 12 meses (aumento de 0,8% el mes anterior). La producción minera, por último, tuvo un descenso de 10,6%, muy superior a la caída de marzo (-2,2%).

En cuanto al sector comercio, el INE publicó el Índice de Actividad del Comercio (IAC) que exhibió un incremento de 12,6% en abril (8,1% el mes previo), mientras que en el comercio al por menor se registró una variación en 12 meses de 19,9%, (11,0% en marzo). Según la Cámara Nacional de Comercio, en abril pasado las ventas presenciales minoristas de la Región Metropolitana crecieron 65,7% en comparación con igual mes del año pasado. Esto se debe a la negativa base de comparación, ya que en abril del año pasado la región se encontraba en cuarentena.

Si desagregamos el IMACEC entre minero y no minero, se tiene que el primero cayó 9,3%. El IMACEC no minero, en tanto, creció 9,7%. Corrigiendo por estacionalidad, con respecto a marzo, se tiene que el IMACEC minero cayó 3,4%, y el no minero creció 0,2%. De esta manera, el sector minero contribuyó negativamente 1,5% al IMACEC de abril de 2022, mientras que la actividad no minera contribuyó 8,4%, explicado por el desempeño de los servicios.

En el IMACEC del cuarto mes del año destacó principalmente la contribución de servicios (6,1%), con una variación anual de 13,2%. Los servicos personales tuvieron un rol significativo, lo que se debe a la baja base de comparación, ya que en abril del año pasado cerca de un 50% de la población chilena se encontraba en cuarentena. A medida que este efecto transitorio de cambios en las restricciones de movimientos se vaya diluyendo cabe esperar que la evolución de la actividad económica será mucho más moderada de la que hemos visto hasta al momento.