INGRID JONES EXPUSO EN EL MINISTERIO DEL TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL SOBRE EL PDL DE 40 HORAS

La economista de Libertad y Desarrollo, Ingrid Jones, participó en las Audiencias de la Mesa Técnica está llevando a cabo el Ministerio del Trabajo y Previsión social para discutir sobre los alcances del proyecto de reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales.

En esta sesión expusieron también la Fundación Carlos Vial Espantoso; la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA); la Asociación Pro Funcionarios JUNJI (APROJUNJI); el Sindicato Nacional Jumbo; y la Central Autónoma de Trabajadores y Trabajadoras de Chile (CAT).

En la presentación, la economista realizó un análisis comparado de horas trabajadas efectivas y de productividad de Chile y países de la OCDE. Analizó también la evidencia internacional en lo referido al impacto en salarios y empleo que han tenido reducciones de la jornada laboral en distintos países, así como también comentó sobre resultados realizados para el caso chileno. En particular, los antecedentes dan cuenta que jornadas laborales menos extensas se vinculan con países que tienen niveles de productividad más elevados que Chile. Cuando se comparan las horas trabajadas de países de la OCDE, cuando estos países tenían un PIB per cápita similar al de Chile, se observa que estos países tenían niveles de productividad superiores al nuestro.

Frente a la situación actual que enfrenta Chile después de la pandemia en el mercado laboral y considerando las perspectivas de crecimiento hacia adelante, Jones planteó que se hace imperativo no implementar medidas que destruyan puestos de trabajo ni reduzcan los salarios, de tal manera de no provocar retrocesos en los avances que ya se han logrado. En esa línea, presentó una propuesta alternativa a la reducción de la jornada, la que consistente en aumentar la flexibilidad laboral de la jornada actual.

“Con una mayor flexibilidad de la jornada actual, se pueden alcanzar mejoras en la calidad de vida de los trabajadores y se permite también a las empresas obtener procesos productivos más eficientes. La flexibilización de la jornada laboral permitirá, a su vez, la reincorporación de las mujeres al mercado laboral, al permitir compatibilizar de mejor manera la jornada de trabajo con las tareas del hogar. Asimismo, favorece la compatibilidad de estudios técnicos o universitarios, potenciando la incorporación de los más jóvenes al mercado aboral. Además, en el caso de personas que se encuentren fuera de la fuerza laboral actualmente, puede ser un gran incentivo para entrar al mercado del trabajo”, explicó la economista.

Finalmente, agregó que jornadas semanales más cortas y flexibles permiten disminuir el ausentismo laboral y la rotación laboral, además permitir por ejemplo,  atraer y retener talento en las organizaciones, como han señalado diversos estudios.

 

VER PRESENTACIÓN