ALERTA CONCEPTUAL: LATINOAMÉRICA Y LA CONCEPCIÓN LENINISTA DE LA AUTODETERMINACIÓN

El proletariado no puede guardar silencio acerca de la cuestión particularmente desagradable para la burguesía imperialista, de las fronteras del Estado basado en la opresión nacional. El proletariado no puede dejar de luchar contra la retención violenta de las naciones oprimidas dentro de las fronteras de un Estado dado, y eso significa luchar por el derecho a la autodeterminación”, señaló Vladimir Lenin en El Derecho de las Naciones a la Autodeterminación, del año 1914. Esta visión de Lenin tuvo su experiencia práctica cuando los bolcheviques alcanzaron el poder y el principio de autodeterminación se proclamó oficialmente en la Declaración de Derechos de los Pueblos de Rusia. Más tarde, la Constitución de 1924 de la Unión Soviética fue la primera en el mundo que reconoció este derecho para sus repúblicas, aunque en los hechos, Stalin devolvió todo el territorio soviético a la hegemonía rusa propia de la época de los zares.  Sin duda, el fragmento escrito por Vladimir Lenin bien podría situarse en la actualidad, cambiando tan sólo el sujeto de la autodeterminación.

Este principio de autodeterminación de los pueblos, si bien forma parte de varios Pactos Internacionales -entre ellos el Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales-, no se encuentra recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y ello es el reflejo de la complejidad de su abordaje dada las diferentes interpretaciones sobre este concepto que se ha asociado con posiciones políticas extremas y chauvinismos étnicos que, entre otras cosas, han dado origen a movimientos secesionistas. En “El derecho de autodeterminación según el Derecho internacional y la reivindicación de Cataluña”, Eugenia López-Jacoiste Díaz, profesora Titular de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales de la Universidad de Navarra, resume el problema de esta manera: “(…) constituye una de las normas del derecho internacional contemporáneo ampliamente aceptada como tal, pero controvertida en su aplicación (…) la ONU ha estado muy lejos de tener claro si el derecho a la libre determinación debería extenderse más allá del contexto colonial y usarse como base para permitir la secesión de grupos minoritarios oprimidos dentro de un Estado independiente”.

Ronald Cuenca y Judith Beltrán plantean en su artículo de investigación “El Derecho a la autodeterminación de los pueblos y los movimientos independentistas”, que se ha vivido una constante lucha tanto doctrinal como jurisprudencial para determinar su concepto y alcances, en cuanto a su relación con los movimientos independentistas alrededor del mundo, lo que implicaría proponer un método para mantener el equilibrio entre la aplicación del Derecho y la idea que su aplicación trae consigo inmediatamente la desintegración del Estado”.

Tratando de acotar el concepto, James Anaya, autor de “Los pueblos indígenas en el derecho internacional” y ex relator especial sobre los derechos de los pueblos indígenas, plantea que la autodeterminación debe entenderse respecto de estos “como el derecho de los pueblos indígenas y de sus miembros a participar, en condiciones de libertad e igualdad, en la creación de las instituciones de los Estados en los que viven y a desenvolverse bajo un marco político que les permita tener un control permanente sobre sus propios destinos”, alejándose de la interpretación secesionista del concepto.

Uno de los problemas principales que impiden el desarrollo de un consenso al respecto nace de la falta de una definición legal del concepto de pueblo. Otro, respecto de cómo se ejerce este derecho en la práctica, sin que lleve a la secesión. Cuenca y Beltrán establecen que “debido a esta ausencia de precisión conceptual, diferentes movimientos nacionalistas emplearon esta definición y la reestructuraron con el fin de que esta concepción de pueblo únicamente tratara de los estados nacionales (Kedourie, 1985, p. 102-105) y, a la par, este derecho o libertad de elección de gobierno fue adoptado como un derecho de secesión debidamente justificado por movimientos independentistas, dada su libertad de elección”.

El debate acerca de la autodeterminación de los pueblos ha ido en aumento en Latinoamérica en general y en Chile en particular, sobre todo al alero de la Convención Constitucional. El 8 de febrero de 2022, el ex canciller chileno, Teodoro Ribera Neumann, alertó en una columna de opinión titulada “Jugando Con Fuego”, los riesgos a los que se estaba exponiendo el país a partir del avance en la Convención de la idea de sustituir la unidad Estado-Nación por la de la Plurinacionalidad, a través de conferirles a los pueblos indígenas la condición de transformarse en las unidades primarias sobre las cuales descanse el Estado chileno, gozando de normas jurídicas y judiciales propias. Todas estas acciones se encuentran alineadas con el proyecto de Evo Morales que lleva por nombre Runasur -de la palabra de origen quechua “runa” que significa “persona, ser humano”-, una organización que apunta a construir una América plurinacional, desafiando, de esta manera, el modelo institucional sobre el que se asientan nuestros países, un proyecto que un grupo de ex cancilleres peruanos calificó como fuente de inestabilidad futura para las actuales fronteras del continente.

En Chile existe un proyecto que es coherente en sus postulados con el Runasur de Evo Morales: se trata del concepto Wallmapu, entendido como un territorio concreto que distintos colectivos abogan por liberar, para dar paso a la Nación Mapuche, tal como la concibe la ONG mapuche Nation creada en Inglaterra en 1996 para apoyar este proyecto secesionista con límites que comprenden las regiones de Biobío y Los Lagos, en Chile, y las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut, en Argentina (Melin, Mansilla, Royo (2017)).

Uno de los movimientos que ha desarrollado el relato de la Nación Mapuche que impulsa a los grupos que han declarado la lucha armada al Estado chileno y argentino es la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), la que en el ensayo de septiembre de 2013 escrito por su líder, Héctor Llaitul, denominado “A 40 años del Golpe Militar en Chile, reflexiones desde la perspectiva Mapuche” explica la evolución del pensamiento mapuche hacia la acción: “es sin duda la aparición de la CAM la que marca un antes y un después de la lucha mapuche, en términos ideológicos y de praxis, realizando definiciones anticapitalistas a partir de la propia cosmovisión mapuche”.  

La CAM define como derrotero para el Wallmapu que “nuestra lucha no puede terminar siendo capitalizada por el propio sistema que nos domina. Es fundamental transformar los predios recuperados en territorio mapuche liberado”. Esto se encuentra en línea con lo que hoy puede denominarse proyecto “paraguas” del Runasur que en su Constitución establece como una iniciativa de “carácter anticolonialista, antiimperialista, anticapitalista, y soberana”.

El vínculo entre los proyectos de Runasur, y por extensión del Wallmapu, con la mirada leninista de estos procesos, resulta evidente. En la declaración del 25 de abril de 2021, Evo Morales explicitó que su “meta (es) unir a los movimientos sociales -sean indígenas, obreros, de la clase media y magisterios- con profesionales intelectuales, y la meta es “luchar para una verdadera liberación de toda América plurinacional de los pueblos para los pueblos”.

En tiempos en los cuales la plurinacionalidad y el derecho a la autodeterminación se han tomado la agenda nacional, resulta indispensable que el país conozca con claridad el domicilio ideológico predominante de las iniciativas en boga y los movimientos que la impulsan.

El presente texto corresponde a una sección del Informe de Coyuntura Política N°2 - Abril 2022.-

Bibliografía

López-Jacoiste Díaz Eugenia (2018) El derecho de autodeterminación según el Derecho internacional y la reivindicación de Cataluña”. file:///C:/Users/ricar/Downloads/36953-Texto%20del%20art%C3%ADculo-102572-1-10-20190411.pdf

Cuenca Ronald y Beltrán Judith (2019) “El Derecho a la autodeterminación de los pueblos y los movimientos independentistas”. https://repository.unilibre.edu.co/handle/10901/18134

Anaya James (2005) “Los pueblos Indígenas y el Derecho Internacional” https://www.unia.es/es/publicaciones-libre-descarga/item/los-pueblos-indigenas

Jiménez Segado Carmelo (2005) “Carl Schmitt y el derecho internacional del Reich”.

Lenin Vladimir (1914) https://www.marxists.org/espanol/lenin/obras/1910s/derech.htm

Wilson Wodrow (1918) https://www.dipublico.org/3669/catorce-puntos-del-presidente-wilson-1918/

Llaitul, Héctor (2013). “A 40 años del Golpe Militar en Chile, reflexiones desde la perspectiva Mapuche”. Disponible en:   https://www.eldesconcierto.cl/nacional/2013/09/13/a-40-anos-del-golpe-militar-en-chile-reflexiones-desde-la-perspectiva-mapuche.html

Ribera Teodoro, 2022 “Jugando con Fuego” https://www.latercera.com/opinion/noticia/jugando-con-fuego/V4BS4DN3IZAVXOYKWM7UOSXOWY/

Melin, Miguel; Mansilla, Pablo y Royo, Manuel (2017): Descolonizando el Mapa del Wallmapu, Construyendo Cartografía Cultural en Territorio Mapuche. https://www.oidp.net/docs/repo/doc558.pdf

*Recomendamos revisar el reportaje “Runasur, la iniciativa con la que Evo Morales redobla esfuerzos para conseguir mar para Bolivia y que debe tener a Chile en alerta”, de la periodista Francisca Escalona, en El Líbero: https://ellibero.cl/actualidad/runasur-la-iniciativa-con-la-que-evo-morales-redobla-esfuerzos-para-conseguir-mar-para-bolivia-y-que-debe-tener-a-chile-en-alerta/